Huerto

Descubre cuál es el tipo de riego que le conviene más a tus cultivos en el huerto

Riega de manera correcta tus cultivos para que estos puedan aprovechar de mejor forma el agua.
sábado, 20 de abril de 2024 · 00:00

El riego es uno de los elementos más importantes cuando tienes un huerto o un jardín, ya sea que cultives plantas florales, hortalizas o árboles frutales. Agregar la cantidad correcta de agua para tus cultivos es esencial si quieres que se mantengan en buen estado de salud y ofrezcan una buena cosecha. Pero, ¿qué tipo de riego es el más adecuado para el huerto? Aquí te hablaremos sobre las variedades de riego que puedes utilizar, cómo llevarlas a cabo y para qué tipo de cultivos se utilizan.

Riego en forma de lluvia

El riego en forma de lluvia, o riego por arriba, es uno de los más comunes. Se puede realizar con una regadera o con una manguera, pero debes utilizar una salida que sea poco agresiva o tipo lluvia. Este tipo de riego se aplica en todo tipo de cultivos, desde árboles frutales hasta plantas florales, y se debe llevar a cabo tratando de que el agua caiga al sustrato. Aunque no afectará directamente hojas y ramas, lo mejor es evitar la humedad excesiva en estas partes.

Riego por inmersión

El riego por inmersión nos permite brindar humedad a cultivos en maceta. Simplemente necesitas preparar un recipiente bastante amplio con mucha agua dentro y después colocar tu maceta dentro. El sustrato se irá humedeciendo desde el fondo mediante las salidas de drenaje de la maceta. Este riego se utiliza para aquellas plantas con resequedad extrema que deben ser recuperadas. Una variante de este método consiste en preparar un plato con agua y después colocar tu maceta por encima. Esto sirve para plantas, tallos y hojas sensibles a la humedad.

Riego por pulverización

Para las plantas y cultivos que requieren una alta humedad en el ambiente, se suele utilizar el riego por pulverización. Para ello, necesitas una botella con spray o un pulverizador de jardinería que te permita regar el agua directamente sobre las hojas, flores y tallos. Si la planta está demasiado seca, puedes combinar el riego de inmersión y el riego por pulverizado para así aportar una buena cantidad de humedad en poco tiempo.

El riego por pulverización funciona mejor para ciertas plantas tropicales. Foto: Pexels / Teona Swift

Consejos

Recuerda que es muy importante prestar atención a las necesidades hídricas de cada planta, ya que no todos los cultivos necesitan la misma cantidad de agua e incluso algunos deben regarse más pronto que otros. Con varias plantas, una buena regla para llevar a cabo el riego es hacerlo hasta que el sustrato esté completamente seco, así te aseguras de evitar el exceso de líquido. También es necesario que utilices agua desclorada para que así tu planta se mantenga en buen estado.

Más de