Plantas

Usa el arroz de esta manera para recuperar tus orquídeas dañadas y a punto de morir

Combina estos dos elementos de tu cocina y verás como hacen maravillas por esas orquídeas débiles o casi secas.
viernes, 19 de abril de 2024 · 21:05

Si te gusta tener orquídeas en casa y cultivas este tipo de plantas, debes saber lo difícil que es recuperar una orquídea casi muerta o debilitada, sobre todo por lo complejo que resulta reparar las raíces. Afortunadamente, existen algunos elementos caseros que puedes utilizar para nutrir tu planta y devolverle la vida. Tal es el caso del arroz, que usado de manera correcta puede ayudarte a revitalizar tus orquídeas fácilmente, y aquí te diremos cómo hacerlo.

Lo primero que debes hacer es preparar la orquídea. Para ello, deberás retirar todas las hojas y tallos que ya estén secos o muertos. Además, deberás sacarla y quitar todo el sustrato para dejar el sistema de raíces expuesto. Enjuaga muy bien con agua limpia y elimina todas esas raíces que ya están podridas o han muerto y se han secado. Después, podrás preparar la mezcla de arroz que te ayudará a revivir tu orquídea.

Preparado de arroz y canela para revitalizar orquídeas

Qué necesitas

  • 2 cucharadas de Arroz
  • 4 tazas de Agua
  • 1/2 cucharada de Canela en polvo

Pasos

  • Mezcla el arroz con una taza de agua y deja reposar por 2 horas.
  • Después de este tiempo, cuela el arroz y conserva el agua de reposo.
  • Agrega la canela en polvo y mezcla bien.
  • Incorpora el resto del agua y el preparado estará listo.
El arroz cuenta con muchos nutrientes para ayudar y proteger a las orquídeas. Foto: Pexels

Usa este preparado para limpiar con cuidado las hojas y raíces de la orquídea. Después, deja reposar las raíces de la orquídea en este líquido por media hora. Por último, coloca tu orquídea en un recipiente con agua limpia, con las raíces apenas tocando el líquido. Si mantienes tu orquídea en este espacio por varias semanas, cuidando el nivel de agua, muy pronto saldrán nuevas raíces y podrás replantarla para que continúe con su ciclo normal de vida.