Plantas y jardinería

Humus de lombriz con cáscaras de plátano, prepara este abono casero para que las orquídeas y geranios exploten de flores

Este abono casero hará que las orquídeas o geranios del hogar exploten de flores y mantengan una apariencia revitalizada
jueves, 18 de abril de 2024 · 02:33

La combinación del humus de lombriz con cáscaras de plátano se convierte en un poderoso abono casero para que plantas ornamentales como orquídeas o geranios se fortalezcan y exploten de flores en esta temporada del año donde las condiciones climatológicas fomentarán su desarrollo.

Si en casa cuentas con un par de estas populares plantas de interiores, seguro que necesitarán de un esfuerzo extra para hacer que se llenen de flores y que sus tallos se mantengan mucho más fuertes en la época de primavera. Así que debes confiar en esta forma natural tan sencilla y práctica para abonar su tierra.

Descubre cómo puedes utilizar el humus de lombriz y las cáscaras de plátano para preparar un abono casero que traerá muchos beneficios a las orquídeas y geranios del hogar, haciendo que exploten de flores, sus hojas se mantengan mucho más revitalizadas y en general, tengan una hermosa apariencia. 

Aprovecha las cáscaras de plátano para preparar este abono
Aprovecha las cáscaras de plátano para preparar este abono
FOTO: Pixabay

¿Cómo usar el humus de lombriz en orquídeas y geranios?

Cabe mencionar que no es recomendable aplicar el humus de lombriz de forma directa y sin mezclar con otro ingrediente, ya que suele tener un efecto tan potente que en lugar de beneficiar a  la planta, podría quemar sus raíces, por eso es tan importante agregar las cáscaras de banana para suavizar su efecto.

Para preparar este abono, necesitas: 

Procedimiento 

Con ayuda de un cuchillo, corta las cáscaras en trocitos mucho más pequeños y mezcla inmediatamente con el humus de lombriz, ayúdate de una pala de jardinería o cuchara reciclada para revolverlo perfectamente.

Aplica de 20 a 30 gramos de esta preparación alrededor de la tierra de la planta, procurando enterrar ligeramente para que todos los nutrientes que se encuentran aquí, se fijen directamente.

Posteriormente puedes hidratar con un poco de agua para que la materia orgánica comience a descomponerse en poco tiempo. También es importante mencionar que deberás aplicarlo por las tardes o noches evitando que la planta sea expuesta a los rayos del sol por al menos 4 horas después de su aplicación.

Este abono es rico en potasio, nitrógeno, fósforo, calcio y en pequeñas cantidades también agrega magnesio, así que será perfecto para agregar muchos macronutrientes a la tierra de las orquídeas o geranios e incentivar la producción de sus flores