Consejos y tips

¿Cómo llevar tu comida a la oficina o escuela sin que se eche a perder por la temporada de calor?

Evita desperdiciar comida y lleva tu lunch hasta la escuela o el trabajo de forma segura con estos consejos.
martes, 16 de abril de 2024 · 22:05

Durante la temporada de calor, es bastante común que la comida que llevas en recipientes o termos a la escuela o la oficina termine echándose a perder. Es muy fácil crear las condiciones adecuadas para que las bacterias proliferen, por eso te vamos a explicar qué pasos necesitas llevar a cabo para que esto no te pase y tus alimentos lleguen de forma segura a su destino sin que se estropeen.

¿Por qué se echa a perder la comida en termos y recipientes?

El hecho de que la comida termine fermentando o echándose a perder dentro de tu recipiente cuando la llevas al trabajo o la escuela tiene mucho que ver con el modo en el que la has guardado. Recordemos que para que se desarrollen las bacterias encargadas de estos procesos, debe haber ciertos parámetros de temperatura y humedad. Al guardar la comida fría, permitimos que el calor del ambiente eleve la temperatura apenas lo suficiente para que los microorganismos comiencen a crecer.

Cómo evitar que la comida se eche a perder en el camino

Por eso, lo mejor es siempre calentar muy bien la comida antes de llevarla a tu oficina o escuela, y guardarla en recipientes que mantengan bien el calor. De esta forma, nos aseguramos de que la temperatura sea lo suficientemente elevada y estable para que los microorganismos no crezcan. Además, funciona muy bien para platillos que tengan mucha salsa o caldo, ya que el líquido ayuda a mantener aún más la temperatura caliente.

Si, por el contrario, se trata de platos fríos que no puedes calentar antes de salir de casa, coloca tus alimentos en recipientes que aíslen la comida del calor. También puedes incorporar dentro del mismo lugar donde guardes tus alimentos una botella de agua congelada o una bolsa hermética con hielo, y de esta manera mantener la comida fría hasta que vayas a consumirla.

La comida puede fermentarse si no se maneja correctamente. Foto: Pexels / Antoni Shkraba

Consejos y recomendaciones

Para evitar que tu comida llegue a fermentarse aún con estas medidas, te recomendamos que una vez que llegues a tu oficina o escuela, la saques del lugar donde la tengas guardada y permitas que se vaya enfriando poco a poco en un lugar fresco y lejos de la luz directa del sol o de una fuente de calor. Recuerda también lavar y desinfectar muy bien los termos o recipientes que vayas a utilizar para tu comida antes de usarlos. Cuando se trata de termos, puedes agregar agua hirviendo y dejarla reposar por 10 minutos antes de guardar tu comida, para que así este tenga la temperatura correcta y guarde mejor el calor.