Huerto Urbano

Así puedes usar la cáscara de plátano para preparar un fertilizante orgánico para tu huerto

La cáscara de plátano es conocida por ser un gran elemento para hacer fertilizantes orgánicos
martes, 16 de abril de 2024 · 10:37

Ahora que la primavera y el calor están aquí, debemos de ponerle especial atención a nuestros cultivos del huerto urbano, que nos espera con singular alegría para dar frutos o evitar morir de sed durante esta ola de calor tan densa que estamos viviendo y que ha provocado también una sequía bastante duradera. 

Pero para enfrentar estos bruscos cambios de temperatura, siempre está la opción de cuidar mucho más nuestras plantitas y por eso es que hoy queremos decirte cómo es que puedes utilizar la cáscara de plátano para preparar fertilizante orgánico para que obtengas las flores y frutos que estás buscando.

La cáscara de plátano es conocida por ser un gran elemento para hacer fertilizantes orgánicos, debido a todas las propiedades que contiene, pues es rica en minerales importantes para la tierra, los cuales ayudan a que las plantas crezcan y se desarrollen de la mejor manera. 

Beneficios de la cáscara de plátano para las plantas

Este desecho orgánico tiene más propiedades de las que te pudieras imaginar. Son una excelente fuente de potasio, fósforo, magnesio, calcio y otros micronutrientes esenciales para mejorar la salud del suelo y estimular el crecimiento de las raíces. Para poderlo fabricar no necesitas tantas cosas, pues funcionan cáscaras secas, frescas o hervidas a manera de infusión, pero nosotros nos enfocaremos en la primera opción.

Funcionan cáscaras secas, frescas o hervidas a manera de infusión. Foto: Pixabay

Fertilizante casero con cáscaras de plátano

Para aprovechar las cáscaras de plátano, hace falta secarlas al sol o en el horno a baja temperatura hasta que estén quebradizas y una vez que tengan esta textura sólo hay que triturarlas hasta que estén en polvo, que puedas espolvorear alrededor de la base de las plantas.

Las cáscaras de plátano son un fertilizante natural y biodegradable, lo que las convierte en una opción ecológica y económica para cuidar tus plantas. Además son un repelente natural de algunas plagas, como los pulgones. Así que no lo dudes más y ¡manos a la obra!