Huerto urbano

Luna creciente: ¿Qué actividades conviene hacer en tu huerto en esta temporada?

Desde tiempos inmemoriales, existe la teoría de que las fases lunares afectan la cosecha y el periodo de cultivo de diferentes plantas
domingo, 14 de abril de 2024 · 12:25

Una vez más estamos en la fase de luna creciente y mucho se dice sobre los beneficios que este momento puede brindarle que al crecimiento de las plantas y de nuestro cabello. Y aunque muchas personas no creen en la diferencia entre hacer las actividades en esta o cualquier otra fase lunar, hoy queremos decirte que la hay. 

Desde tiempos inmemoriales, existe la teoría de que las fases lunares afectan la cosecha y el periodo de cultivo de diferentes plantas e incluso el comportamiento después de la poda. Por eso es que hoy queremos compartirte una lista de las actividades que puedes hacer durante la luna creciente, para aprovechar la energía del momento al máximo.

Siembra

Se cree que durante la fase de la luna creciente, cuando la luz de la luna aumenta gradualmente, hay un estímulo en la actividad de crecimiento de las plantas. Algunos agricultores creen que sembrar o plantar durante esta fase lunar puede favorecer el crecimiento vigoroso de las plantas, pero otros aseguran que hacerlo en este momento no da tantos frutos, como si se hiciera en luna llena. 

Trasplante

El cuarto creciente es el mejor momento para  trasplantar plántulas de hortalizas y flores a su lugar definitivo en el huerto. Esto puede aplicar para los árboles frutales o plantas de gran tamaño, que se desarrollaron primero en una maceta pequeña, pero que ahora necesitarán más espacio. 

Abonado 

Se pueden aplicar abonos orgánicos o compost a las plantas para aportarles nutrientes y estimular su crecimiento.

La luna creciente es ideal para sembrar o trasplantar. Foto: Unsplash

Riego moderado

La disponibilidad de luz lunar aumenta y las plantas tienden a crecer de manera balanceada, que se favorece de follaje y raíz. Durante este periodo, según los expertos, se producen grandes movimientos de agua que afectan su disponibilidad para las raíces, por lo que se sugiere regar de manera moderada para evitar encharcamiento y que se pudran las raíces.