Repelentes

Fabrica tu propio repelente para mosquitos con aceite de lavanda y de coco con esta receta

Los mosquitos son atraídos por una variedad de factores, y su presencia puede depender de diferentes condiciones ambientales y biológicas
miércoles, 10 de abril de 2024 · 21:03

Si algo tiene la primavera además de la capacidad para hacer florecer a las plantas, eso definitivamente son los insectos o plagas que andan por ahí rondando en toda la casa o cocina interrumpiendo nuestros momentos de introspección o pensamientos profundos o de relajación a la hora de dormir. 

Unos de ellos son los mosquitos y en la noche suelen ser mucho más activos que en el día y por eso es que ahora que el momento de ir a la cama se aproxima, pues conviene tener a la mano un buen repelente para mosquitos, pero si no lo has comprado, considera que puedes preparar uno orgánico y natural, como el que hoy te diremos cómo hacer. 

Los mosquitos son atraídos por una variedad de factores, y su presencia puede depender de diferentes condiciones ambientales y biológicas. A veces llegan debido a la humedad y el clima cálido, porque son las condiciones en las que más prosperan, otras por el agua estancada y en el caso de las hembras, que se alimentan de sangre, pues entran en nuestro hogar. 

¿Cómo hacer un repelente para mosquitos con aceite esencial de lavanda?

El aceite esencial de lavanda lo puedes elaborar de una manera sencilla o comprar, como tú quieras. Esta opción deja un muy agradable aroma, que te hará olvidar que estás entrando al baño. Así que ahora que lo sabes, pues puedes ponerte ¡manos a la obra! con este remedio casero. 

¿Qué necesitas?

  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 90 ml de agua destilada
  • Frasco con atomizador
Así se usa el aceite de coco para ahuyentar los mosquitos. Foto: Pexels

¿Cómo se prepara?

  1. Mezcla el aceite esencial de lavanda, el aceite de coco y el agua destilada en el frasco con atomizador.
  2. Agita bien el frasco antes de usar.
  3. Aplica el repelente sobre la piel expuesta, evitando el contacto con los ojos y la boca.
  4. Vuelve a aplicar el repelente cada dos horas o según sea necesario.