Tips

3 aceites que utilizas en la cocina y que también te ayudarán a mantener tus manos suaves y juveniles

Estos aceites que tienes en tu cocina pueden ayudarte a mantener hidratada la piel
jueves, 7 de marzo de 2024 · 17:19

Las manos es una parte del cuerpo que está siempre expuesta al ambiente, y es precisamente en esta área donde el paso del tiempo y los signos de la edad comienzan a ser más visibles. Con frecuencia solemos lavarnos las manos y esto hace que se resequen con mayor facilidad, por ello, se recomienda usar cremas que permitan mantenerlas hidratadas.

El uso de aceites que solemos tener en casa también es útil para hidratar las manos y evitar el envejecimiento prematuro de la piel. Éstos aportan propiedades como vitaminas y minerales que ayudan a mejorar la suavidad y a tener un mejor aspecto. Te compartimos una breve lista de aceites que son económicos y que probablemente tengas en tu cocina.

Aceite de almendras

El aceite de almendras es uno de los aceites que más se usan para suavizar la piel. Contiene vitaminas A, B y E, así como ácidos grasos esenciales. Aplicar un poco en tus manos ayudará a mantenerlas hidratadas, así como mejorar su aspecto y obtener mejor elasticidad. Puedes añadir dos gotitas de aceite a tu hidratante habitual y aplicar en las manos por la noche.

Aceite de coco

El aceite de coco además de su uso culinario, también se encuentra presente en diferentes productos cosméticos. Su apreciable aroma y textura suave puede ayudar a reparar la piel y evitar la resequedad. El aceite de coco contiene vitaminas B, C y E y ácidos grasos que ayudan a la hidratación. Bastará con aplicar un poco (no exceder) de este aceite sobre las manos húmedas, dejar actuar por unos minutos hasta que hidrate y después lavar con agua tibia.

Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene antioxidantes, vitamina E, D, A y K, así como otros nutrientes como magnesio, calcio y zinc. Al igual que los anteriores aceites, se puede aplicar dos gotas sobre las manos será suficiente para hidratar. Dejar actuar hasta que se absorba y después enjuagar con agua tibia y aplicar humectante habitual.