Tips de cocina

Con este ingrediente de cocina lograrás que las puertas de tu alacena dejen de rechinar inmediatamente

Si las puertas de la alacena no dejan de rechinar, aplica inmediatamente este truco con un solo ingrediente de cocina
miércoles, 6 de marzo de 2024 · 14:59

Una de las cosas más estresantes, es el rechinido de las puertas, especialmente de aquellas pequeñas como las de la alacena, que se abren con frecuencia y ese molesto sonido persiste. Afortunadamente, hay una solución totalmente práctica que consiste en agregar un ingrediente de la cocina que seguramente todos tienen a la mano.

Este ingrediente gracias a su consistencia grasosa completamente natural, ayudará a lubricar las bisagras, haciendo que suavicen un poco y dejen de producir ese rechinido cada vez que se abren. La solución es tan práctica que seguro querrás aplicarla en otras puertas del hogar que presenten el mismo problema.

¿Qué hacer para que las puertas dejen de rechinar?

Aparte de checar muy bien las bisagras y asegurar que se encuentren bien atornilladas (sino deberás de ajustar un poco con un atornillador), debes de aplicar unas gotas (de 4 a 6) de aceite de oliva, soja, girasol o canola. Distribuye con un pincel o brocha pequeña para que toda la superficie se hidrate.

Olvídate del rechinido en las puertas de la alacena
Olvídate del rechinido en las puertas de la alacena
FOTO: Shutterstock

Abre y cierra la puerta para que la bisagra suavice o “resbale” con el mismo aceite, así dejará de producir ese sonido terrible. No hay necesidad de retirar el exceso de este ingrediente, al contrario, eso es lo que ayudará al problema.

Aceite de cocina: La mejor solución para el rechinido de las puertas

También puedes rociar este ingrediente en lugar de untarlo, el objetivo es que esa parte de la puerta se mantenga hidratada con una solución aceitosa. Así que puedes utilizar todo tipo de aceite de cocina siempre y cuando se encuentre en su forma totalmente líquida.

Evita usar aceite de coco, porque este ingrediente al ser sólido, no tendrá el mismo efecto y aún cuando se derrita con calor para aplicarlo en las bisagras, el exceso después de unos minutos volverá a su estado original.

Ahora qué sabes cuál es ese ingrediente de cocina que te ayudará a que las puertas de la alacena dejen de rechinar de una vez por todas con una fórmula suave, sencilla y fácil de aplicar, pon en práctica este truco de manera inmediata para olvidarte de ese molesto ruido que se genera al momento de abrir el mueble.