Huerto urbano

Huerto casero: 3 razones por las cuales las moscas blancas se vuelven una plaga en tus cultivos

La mosca blanca es un insecto pequeño y chupador que puede afectar todo tipo de cultivos, desde las hortalizas, hasta los árboles frutales
sábado, 30 de marzo de 2024 · 00:30

Ya está aquí la primavera y la verdad des que así como hace que nuestras plantas sean prolíficas a la hora de darnos frutas y flores, también es EL momento para que lleguen todas las plagas posibles tanto a nuestra cocina, como a nuestro huerto urbano. Por eso es que muchos de nosotros decidimos aplicar toda clase de insecticidas y abonos orgánicos.

Pero más allá de todos los remedios, siempre es buena idea saber de dónde viene cada una de las plagas, como la de la mosca blanca, que es una de las infestaciones más frecuentes en tus plantas, porque cuando hay humedad y otras condiciones, de repente aparece lista para comerse sus plantas.

La mosca blanca es un insecto pequeño y chupador de la familia Aleyrodidae. Se caracteriza por tener un cuerpo blanco y dos alas cerosas que le dan la apariencia de una mosca pequeña. Su aparición es bastante común en hortalizas como el tomate o pimiento; árboles frutales, flores, arbustos y otros árboles

Y ahora que sabes esto, queremos decirte 3 razones principales por las que las moscas blancas pueden volverse una plaga en tus cultivos, para que prevengas esto antes de que se complique más todo el proceso de quitarlas de ahí. 

1. Se reproducen muy rápido

Las moscas blancas tienen una alta tasa de reproducción, lo que significa que pueden multiplicarse rápidamente en condiciones favorables. Las hembras pueden poner cientos de huevos en las hojas de las plantas, lo que resulta en una población explosiva de moscas blancas en poco tiempo si no se controlan adecuadamente.

Las moscas blancas tienen una alta tasa de reproducción. Foto: Shutterstock

2. No hay tanta diversidad de las plantas

Estos insectos son atraídos por ciertos tipos de plantas. Si tienes un cultivo monocultivo o una plantación con pocas variedades de plantas, las moscas blancas pueden propagarse rápidamente ya que encuentran un hábitat ideal para su reproducción y alimentación.

3. Falta de mantenimiento en tus cultivos

La falta de rotación de cultivos, el uso excesivo de fertilizantes o pesticidas, y la falta de limpieza y mantenimiento adecuados en tus cultivos pueden crear un ambiente propicio para la proliferación de moscas blancas y otras plagas.