Mariscos: Del congelador a la mesa

Tips para descongelar los mariscos antes de prepararlos

Tips para descongelar mariscos y poder decirle a tu familia que están recién traídos de la costa sin que se den cuenta
domingo, 3 de marzo de 2024 · 05:00

Si vives lejos del mar, como yo, los mariscos congelados son una excelente opción para disfrutar de los sabores del mar en cualquier momento, pero descongelarlos de manera adecuada es crucial para preservar su textura y sabor. Toma nota que te voy a pasar algunos consejos para descongelar mariscos como un verdadero experto y asegurarte de que tu próxima comida sea todo un festín marino.

1. Descongelación en el refrigerador: El método más seguro y efectivo es descongelar los mariscos en el refrigerador. Coloca el paquete de mariscos congelados en un recipiente a prueba de fugas y déjalo en la parte más baja del refrigerador durante la noche o al menos unas horas antes de prepararlos. La descongelación lenta en el frío del refrigerador permite que los mariscos mantengan su textura y sabor óptimos.

2. Agua fría: Si tienes prisa, puedes utilizar el método de descongelación en agua fría. Coloca los mariscos en una bolsa de plástico hermética y sumérgelos en un recipiente con agua fría. Cambia el agua cada 30 minutos para mantenerla fría. Este método puede tardar menos tiempo que la descongelación en el refrigerador, pero requiere supervisión constante.

Descongelar los pescados no es tan complicado, pero debes tener algunas precauciones. Foto: Especial

3. Microondas con precaución: El microondas es una opción rápida para descongelar mariscos, pero debes tener cuidado para evitar cocinarlos parcialmente. Utiliza la función de descongelación de tu microondas y sigue las instrucciones del fabricante. Asegúrate de girar y revisar los mariscos con regularidad para evitar el sobrecalentamiento.

4. Evita el agua caliente: Nunca utilices agua caliente para descongelar mariscos, ya que esto puede cocinarlos parcialmente y alterar su textura. El calor excesivo puede hacer que los mariscos se vuelvan gomosos y menos sabrosos.

5. Prepara enseguida: Una vez que los mariscos estén completamente descongelados, prepáralos de inmediato. No dejes los mariscos descongelados a temperatura ambiente durante mucho tiempo, ya que esto puede aumentar el riesgo de contaminación bacteriana.

Si sigues estos consejos estarás listo para disfrutar de mariscos deliciosos y seguros. Ya sea que estés preparando camarones, mejillones, calamares o cualquier otro tesoro del oceánico, la descongelación adecuada es esencial para asegurar una experiencia culinaria inolvidable. ¡Buen provecho!