Remedios caseros

Remedio casero para limpiar tu colchón y eliminar los ácaros

Algunos síntomas de la presencia de ácaros, pueden ser: Alergias respiratorias, picazón en la piel, irritación en los ojos y erupciones cutáneas
domingo, 3 de marzo de 2024 · 16:56

Después de un tiempo de usar nuestro colchón, cuando no lo lavamos frecuentemente, corremos el riesgo de que los ácaros se apoderen de él y después, nos causen algunas molestias. Pero afortunadamente, existen diversas maneras de eliminarlos y la primera de todas ellas es cuidar la limpieza. 

Hoy queremos compartir contigo nada más y nada menos que un remedio casero que puedes hacer con bicarbonato de sodio para que limpies tu colchón y lo liberes de ácaros. Es bastante simple, pero efectivo, especialmente porque los ingredientes que contiene son acaricidas naturales y por ello podemos confiar en que funcionan. 

Los ácaros del polvo son microorganismos diminutos que pertenecen a la familia de los arácnidos y se alimentan principalmente de escamas de piel humana y animal. Pueden crecer sobre todo en ambientes cálidos y húmedos y se encuentran comúnmente en lugares como la ropa de cama, las alfombras, los muebles tapizados y las cortinas.

¿Cómo eliminar los ácaros del colchón o almohadas?

Existen diversas maneras de eliminarlos y todos tratan de combatir la poca ventilación, la humedad, la higiene y la exposición a la luz solar.  En este caso, te diremos cómo hacer un remedio casero para limpiar las superficies propensas a tener ácaros, como el colchón, almohadas o tapetes. 

Para eliminar los ácaros, debes de espolvorear bicarbonato de sodio sobre superficies tapizadas y dejarlo reposar durante varias horas antes de aspirarlo. También puedes rociar una solución de vinagre blanco y agua sobre superficies lavables y dejarla secar al aire.

Para eliminar los ácaros, debes de espolvorear bicarbonato de sodio sobre superficies tapizadas. Foto: Pixabay

Síntomas de ácaros en tu cama o almohadas

Algunos síntomas de la presencia de ácaros, pueden ser: Alergias respiratorias, picazón en la piel, irritación en los ojos, erupciones cutáneas y hasta algunos problemas de sueño.