Árboles frutales

Esta guía sencilla te enseñará cómo cuidar de un limonero plantado en maceta

Con esta guía de cuidados esenciales, el árbol limonero tendrá grandes frutos
domingo, 24 de marzo de 2024 · 21:47

El árbol limonero (Citrus × limon) es uno de los cultivos indispensables de la huerta, pues sobra decir que es sumamente apreciado por sus frutos y hasta por hojas aromáticas llamadas flores de azahar. Lo mejor de esta variedad es que se puede cultivar desde una maceta para ahorrar espacio y tener otros frutales en la misma área.

¿Dónde se debe plantar un limonero?

Este árbol frutal siempre se debe cultivar en un lugar en donde pueda recibir por largas horas la luz solar y exponerse frente a los rayos de sol, pero en el caso en que lo hayas cultivado desde una maceta, aparte de tener esta recomendación básica para garantizar su crecimiento también se deben prever algunos cuidados básicos para que sus frutos crezcan en óptimas condiciones.

Si te estás preguntando cómo cuidar un limonero en maceta, presta atención a la siguiente sencilla guía para lograrlo y tener la certeza de que durante la época de primavera-verano podrán crecer grandes frutos y el cultivo se mantendrá saludable para durar por muchos más años.

Limonero en maceta
Limonero en maceta
FOTO: Shutterstock / Imagen Ilustrativa

Cuidados básicos de este frutal

Cuando se cultiva desde maceta se deben implementar los siguientes cuidados:

  1. Riego: Siempre tiene que ser abundante sin llegar a encharcar el cultivo, durante la primavera se recomienda regar hasta tres veces por semana, mientras que en otoño-invierno puede ser una vez a la semana.
  2. Buen drenaje en la tierra y maceta: Se debe asegurar de que la tierra absorba por completo el agua de riego y la maceta filtre el exceso de líquido, eso evitará que las raíces acumulen humedad y se pudran.
  3. Luz solar: El limonero requiere de aproximadamente 6 hasta 8 horas de luz solar directa, así que se recomienda posicionar la maceta en un lugar donde pueda aprovechar al máximo los rayos de sol.
  4. Poda: Al sembrarse en una pequeña maceta, requerida de una poda frecuente, especialmente durante la época de primavera, esto ayudará a controlar su crecimiento y darle forma a su copa, además de incentivar el crecimiento de nuevos frutos. 
  5. Abono o fertilizante: Un abono o fertilizante, ya sea químico u orgánico, se debe de implementar al menos cada 6 meses, ya que la tierra requerirá de una dosis extra de nutrientes para seguir creciendo.

Con estos cuidados básicos, seguro que el árbol limonero podrá crecer desde la comodidad de una maceta y rendir grandes frutos. No queda más que tomarlos en cuenta e implementarlos dentro del huerto urbano para tener éxito total.