Huerto urbano

Dile adiós a las hormigas, pulgas y arañas con este insecticida orgánico de cáscaras de naranja para tu huerto

Así puedes darle un segundo uso a tu cáscara de naranja elaborando un insecticida orgánico para tu huerto urbano
martes, 19 de marzo de 2024 · 11:19

El huerto urbano es una de las mejores decisiones que puedes tomar al momento de designarle un espacio en tu hogar. Sin embargo, la verdad es que debes saber que requieren muchos cuidados, como el riego y sobre todo salvaguardar a tus plantas de las plagas, que llegada la primavera, están a la orden del día. 

Y como el calor y los cítricos se llevan bien, pues hoy queremos decirte un segundo uso que le puedes dar a tu cáscara de naranja, una de las frutas que está disfrutando de su primera temporada, elaborando un insecticida orgánico que puede terminar con las pulgas, hormigas y arañas. 

De noviembre a abril, la naranja vive su primera temporada, pues recordemos que al igual que la fresa, hay dos momentos en que se cosecha en México. El segundo es de septiembre a octubre. Por tanto está disponible en buena parte del año. Así que este insecticida es una buena manera de aprovechar la cáscara de naranja para terminar con algunas plagas de tu huerto. 

Insecticida orgánico para pulgas, hormigas y arañas

Las cáscaras de naranja contienen compuestos naturales, como los aceites esenciales, que pueden actuar como repelentes o insecticidas contra ciertos tipos de insectos, como las pulgas, que se conocen por ser sensibles a los olores fuertes y desagradables, como el cítrico; las hormigas, que se mantienen al margen, en cuanto las detectan o las arañas, que naturalmente se sienten repelidas.

¿Qué necesitas?

  • Cáscaras de naranja frescas
  • Agua
  • Atomizador con rociador
Esta es la manera en la que puedes aprovechar la cáscara de naranja. Foto: Unsplash

¿Cómo hacer un insecticida con cáscara de naranja?

  1. Corta las cáscaras de naranja en trozos pequeños y colócalas en un recipiente grande.
  2. Hierve agua y viértela sobre las cáscaras de naranja en el recipiente. La cantidad de agua dependerá de cuánto insecticida quieras hacer, pero generalmente una proporción de 2 tazas de agua por cada taza de cáscaras de naranja es adecuada.
  3. Deja que las cáscaras de naranja se remojen en el agua caliente durante al menos 24 horas. Esto permitirá que los compuestos naturales de las cáscaras se liberen en el agua.
  4. Pasado ese tiempo, cuela la mezcla para separar las cáscaras de naranja y obtener un líquido concentrado.
  5. Vierte el líquido concentrado en un atomizador o rociador.
  6. Pulveriza el insecticida orgánico sobre las plantas afectadas por insectos no deseados. Asegúrate de cubrir bien todas las partes de la planta, especialmente las hojas donde los insectos suelen congregarse.
  7. Repite la aplicación según sea necesario, especialmente después de la lluvia o cada semana para mantener la protección.