Huerto

Haz este potente abono casero para floración rápida y nutre tus árboles frutales y plantas

Estimula la floración de tus árboles frutales y plantas con este sencillo abono líquido que puedes elaborar con componentes caseros.
jueves, 4 de enero de 2024 · 13:52

Plátano, avena y arroz: aunque parezcan los ingredientes de un delicioso licuado, en realidad son elementos que pueden hacer florecer rápidamente nuestras plantas. Así es, estos simples ingredientes de cocina facilitarán el crecimiento de cultivos como árboles frutales y plantas florales. Si deseas aprovechar los nutrientes de este abono líquido, aquí te mostramos cómo prepararlo.

El plátano es uno de los elementos naturales más utilizados para nutrir las plantas, ya que su aporte de potasio es esencial para estimular la floración. Además, este abono líquido utiliza los nutrientes que aportan el arroz y la avena, incluyendo varios minerales esenciales para el desarrollo correcto de las flores y las plantas. Para aprovechar al máximo estos alimentos, es importante manipularlos adecuadamente. 

Abono líquido para floración rápida

Qué necesitará

  • 2 1/2 litros de Agua
  • 2 Cáscaras de Plátano
  • 1/2 taza de Arroz
  • 1 cucharada de Avena

Cómo preparar

  • Separa un litro de agua para el abono.
  • Hierve el litro de agua que has separado.
  • Cuando comience a hervir, retíralo del fuego.
  • Agrega la cáscara de plátano troceada, el arroz y la avena.
  • Mezcla bien y tapa el preparado. Deja que se enfríe por completo.
  • Una vez frío, cuela la mezcla para obtener el líquido concentrado.
  • Agrega el resto del agua para crear tu abono líquido.
La avena puede aportar grandes nutrientes a tus cultivos si se agrega de forma correcta. Foto: Pexels / Polina Tankilevitch

Aplicar este abono es bastante sencillo. Riega tus plantas con un poco de la solución de plátano, avena y arroz, repitiendo este riego una vez cada semana. Si lo aplicas con regularidad, podrás notar resultados en poco tiempo. Recuerda usar agua desclorada para esta preparación y aplicar el abono líquido fuera de las horas de calor intenso, preferiblemente por la mañana o entrada la tarde.