Limpieza en la cocina

¿Cómo limpiar el congelador del refrigerador? Aquí te damos algunos consejos prácticos

Olvídate de los malos olores y recobra la apariencia del congelador en el refrigerador con esa rutina de limpieza
jueves, 11 de enero de 2024 · 11:44

La limpieza del congelador en el refrigerador también es importante, ya que es un compartimiento que suele acumular malos olores o incluso se pueden presentar algunas manchas debido a los alimentos que se almacenan. Sin embargo, para dejarlo impecable y evitar poner en riesgo su funcionamiento, se debe seguir una serie de consejos que ayudarán a hacer el proceso más sencillo.

Cabe mencionar que para llevar a cabo una rutina de limpieza siempre se recomienda desconectar de la corriente eléctrica y retirar todos los accesorios, ya que las piezas externas se lavan aparte con una mezcla básica de jabón y agua, además de tallar suavemente con esponja para evitar rayar o dañar la estructura.

Si te estás preguntando cómo limpiar el congelador del refrigerador sin poner en riesgo su funcionamiento, aquí te damos algunos consejos prácticos para llevar a cabo el proceso y dejarlo completamente impecable, libre de malos olores y perfecto para seguir almacenando los alimentos.

Limpieza del refrigerador
FOTO: Shutterstock

Así se debe limpiar el congelador del refrigerador

Después de desconectar de la corriente eléctrica y esperar a que el frío del electrodoméstico se escape, retira todos los accesorios que tenga y deja la puerta abierta para que el hielo comience a deshacerse.

Aprovecha para hacer una mezcla de entre dos y tres cucharadas de bicarbonato de sodio (este ingrediente natural desinfecta la zona de forma natural), dependiendo del tamaño del congelador, con un poco de agua caliente y un chorro de vinagre blanco (este ingrediente ayuda a eliminar los malos olores). Si es necesario, agrega un poco de jabón líquido para lavar trastes, aplica con ayuda de una esponja suave y deja reposar por 5 minutos.

Talla con la misma esponja con movimientos suaves para retirar posibles manchas; retira el resto de la mezcla con un trapo suave y limpio. Dependiendo de la suciedad del electrodoméstico, es posible que se necesite realizar una segunda limpieza con el mismo método para perfeccionar resultados.

Lo único que resta es lavar los accesorios con jabonadura y agua, dejarlos secar completamente para después colocarlos dentro del electrodoméstico, volver a conectar a la corriente eléctrica y comenzar a utilizar nuevamente el congelador del refrigerador, pero esta vez con una apariencia renovada y más limpia que nunca.