Limpieza

¿Por que hay mal olor en mi refrigerador? Pon atención a las posibles causas

Identifica de donde puede provenir los malos olores en tu refrigerador y dile adiós a los aromas desagradables con estos consejos.
sábado, 23 de septiembre de 2023 · 01:05

Si cada vez que abres tu refrigerador notas un mal olor saliendo de este electrodoméstico o estás cansada de que tus alimentos que guardes en él adquieran un sabor desagradable, entonces pon atención a las posibles razones por las que los malos aromas pueden estar proliferando en tu nevera, aquí te diremos qué es lo que podría estar causando este olor y cómo evitarlo

Comida en mal estado

La comida echada a perder puede ser uno de los principales factores para que el mal olor aparezca en tu refrigerador, por eso es muy importante hacer una limpieza periódica de los alimentos que tienes dentro y seleccionar los que ya no están en buen estado, para evitar que el aroma permanezca en el electrodoméstico

Derrames y restos de comida

Si toda tu comida está en buen estado y a pesar de que ya revisaste tus alimentos sigue existiendo el mal olor, entonces deberás poner atención a la limpieza de tu nevera, muchas veces los derrames o restos de alimento que quedan en las superficies y en las paredes interiores de este electrodoméstico, causan mal olor al descomponerse. 

Limpieza deficiente

Si dejas pasar mucho tiempo entre cada limpieza de tu refrigerador, también puede propiciar que los malos olores permanezcan y se transfieran a tu comida, incluso a pesar de que esta esté fresca, por eso es importante planear limpiezas periódicas a este electrodoméstico y usar elementos como el bicarbonato de sodio o el café en polvo, que te ayudarán a neutralizar los aromas desagradables. 

Alimentos como el pescado pueden llegar a causar mal olor en tu refrigerador. Foto: Pexels / energepic

Productos con aroma intenso

Otra fuente de aromas intensos y que pueden llegar a ser desagradables son los alimentos mal almacenados, pues cuando hay comida de olor fuerte como las cebollas, el pescado, los quesos o el ajo, estos pueden desprender un olor que puede llegar a sentirse en otros alimentos, asegúrate de guardarlos muy bien en recipientes herméticos para evitar este efecto.