Tips de cocina

Tip de limpieza: ¿Cada cuánto tiempo debo cambiar la esponja con la que lavo los trastes?

Esto es lo que pasa cuando no reemplazas y cambias la esponja para lavar los trastes
miércoles, 30 de agosto de 2023 · 15:24

La esponja para lavar los trastes es uno de los utensilios indispensables dentro de la cocina y a pesar de que su consistencia puede durar por meses, incluso con un uso muy frecuente se recomienda cambiarla cada cierto tiempo, aunque no presente señales de deterioro.

La razón por la que debes cambiar la esponja de trastes

¡No duran para siempre! Seguro en casa se desechan las esponjas hasta haberle sacado el máximo provecho y que su textura presente ciertos daños o ya no talle con la misma potencia, pero esta práctica no es nada recomendable y se trata de un mal hábito relacionado con la higiene.

Este utensilio es propenso a la acumulación de bacterias y agentes patógenos dañinos que significan un alto riesgo de contaminación al momento de lavar los platos, vasos, cubiertos y todo tipo de utensilios dentro de la cocina. A pesar de que se desinfecte la esponja, muchas de las veces el uso continuo es la razón suficiente para que las bacterias se acumulen.

Esponja para lavar trastes
FOTO: Pixabay

Cada cuánto tiempo se debe reemplazar la esponja

Lo recomendable es cambiarla cada 15 días, de esta manera garantizas que el material no resguarde bacterias y se reemplace por uno nuevo, en caso en que tenga signos de deterioro o la firmeza ya no sea la misma, cambia cuanto antes sin la necesidad de esperar el tiempo establecido.

También se recomienda utilizar una esponja especial para cada tipo de utensilios de la cocina, es decir, en el caso de lavar ollas y sartenes con antiadherente, utiliza un estropajo adecuado para el tipo de material. Además de que al terminar de lavar los trastes deberás enjuagar perfectamente la esponja, tratar de retirar todo tipo de residuos de comida, grasa o cochambre que hayan quedado atrapados dentro de su estructura, nunca vuelvas a sumergirla en la jabonadura cuando aún esté sucia.

Ahora sabes que además de lavar y desinfectar continuamente la esponja para lavar los trastes, también deberás reemplazarla cada cierto tiempo antes de que la humedad o restos de comida sean los factores principales para la aparición de bacterias. Toma en cuenta este tip tan sencillo de limpieza que se debe de poner en práctica en todo momento.