Tips

Sencillos trucos para conservar tus espinacas frescas por más tiempo, ¡no creerás lo fácil que es!

Aplica estos sencillos tips para que las espinacas se conserven más tiempo en refrigeración y estén frescas
domingo, 27 de agosto de 2023 · 13:44

Cuando surtimos la lista del mercado es probable que tengamos en mente al menos dos sugerencias de hortalizas para consumir durante la semana, entre las más populares, económicas y siempre accesibles se encuentran las espinacas. Este alimento además de estar disponible durante todo el año es bastante nutritivo.

Pese a que no es difícil adquirir las espinacas en el mercado, tienen una pequeña desventaja cuando no se logran conservar adecuadamente. Y es que sus delicadas hojas pueden dañarse si se exponen a un ambiente cálido por mucho tiempo y no se refrigeran inmediatamente.

Las espinacas son fuente de muchos nutrientes, poseen folato, hierro, magnesio, potasio, vitamina A, B, C, E, son ricos en ácido fólico, contienen fibra lo cual ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Se pueden consumir en diferentes formas como en sopas, cremas, jugos, ensaladas, , panqués, hot cakes, tortitas, omelette entre muchas opciones más.

Si eres de los que sufren al tartar de conservar estas hortalizas en casa y no obtienes resultados, en esta nota te daremos algunos trucos para que después de adquirirlas en el mercado puedas reservarlas y que siempre estén frescas. Toma nota.

Foto: Pixabay/Hans

¿Cómo conservar las espinacas frescas por más tiempo?

Como hemos mencionado anteriormente, después de que adquirimos las espinacas en el mercado, lo más recomendable es que pasen el menor tiempo posible fuera de refrigeración sino queremos que se echen a perder. Para que no tengas que batallar más, sigue estos sencillos tips.

  1. Escoge las espinacas. Como primera recomendación nos gustaría enforcarnos a escoger las hojas de espinacas, una vez que adquirimos el producto es bueno retirar las hojas que estén dañadas o haya comenzado su proceso de descomposición.
  2. Lavar y desinfectar. El siguiente paso es enjuagar las hojas, retirar el exceso de tierra y reservarlas en un recipiente con gotas para desinfección de alimentos.
  3. Retira el exceso de agua. Una vez que ha pasado el proceso de desinfección, colócalas en una servilleta de papel para que absorba el exceso de agua.
  4. Conservación. Ya que las espinacas hayan escurrido y se les haya retirado el exceso de agua, coloca en un recipiente (preferentemente de vidrio) una Servitoalla, sobre ella las hojas de espinacas. Es mejor que el recipiente tenga sello hermético ya que ayudará a conservar mejor el alimento.

Coloca el recipiente en refrigeración, con este truco podrán durar las espinacas frescas hasta dos semanas. También puedes congelarlas y el tiempo de conservación será aún más. Aplica este truco y dinos si te fue de utilidad.