Tips de belleza

Agua de arroz en remojo: Así la puedes utilizar para mejorar la salud de tu cabello

El agua de arroz también se ha utilizado para enjuagar el cabello. Incluso podría fortalecer el cabello, darle brillo y mejorar su manejo
jueves, 24 de agosto de 2023 · 00:14

Si tú eres de las personas que gustan de comer arroz, seguramente sabrás que remojarlo es un punto clave, para que se cueza bien. Pero después de hacerlo, muchas personas resolvemos en tirar el agua al fregadero o en el mejor de los casos a las plantas. Sin embargo, aunque no lo creas, la verdad es que puede tener otros usos. 

Lo creas o no, el arroz tiene un montón de nutrientes, que pueden ayudar a nutrir el cabello o la piel y eso es una buena noticia, considerando, que hoy en día hay que buscar la manera de darle una, dos o más vidas al agua y otros productos, para no desechar nada tan fácilmente. 

Por eso es que en el camino del reciclaje, la sustentabilidad y hasta la reutilización es que hoy queremos darte una opción y consejo para darle un segundo uso al agua de arroz en remojo, que de paso le ayudará a tu cabello a tener una mejor apariencia y salud. Es bastante sencillo y efectivo.

Agua de arroz para fortalecer y darle brillo al cabello

El agua de arroz también se ha utilizado para enjuagar el cabello. Se cree que puede fortalecer el cabello, darle brillo y mejorar su manejo. Después de lavar tu cabello con champú, puedes enjuagarlo con agua de arroz y luego enjuagar con agua limpia. Ahora que lo sabes, podrías aplicarlo sin ningún problema.

Gracias a las vitaminas y minerales, como vitamina E, vitamina B, y minerales como zinc y hierro, que contiene el agua de arroz, estos nutrientes son esenciales para la salud del cabello y pueden contribuir a fortalecerlo y mejorar su aspecto. Además es una buena fuente de proteínas, que pueden ser beneficiosas para el cabello. 

Lavar el arroz nunca había tenido tantas ventajas. Foto: iStock

¿Por qué el agua de arroz es buena para el cabello?

Durante el proceso de remojo del arroz, se liberan almidones en el agua, mismos que pueden recubrir el cabello, dándole una capa protectora que puede hacer que luzca más brillante, fuerte y suave. Además, también puede ayudar a desenredar el cabello, suavizar las cutículas y reducir la fricción, lo que contribuye a un cabello más manejable y brillante.