Tips y consejos

Pon atención a tus árboles frutales, las plantas también pueden sufrir estrés por calor

Estos son los signos que te permitirán reconocer si tus árboles frutales están sufriendo por el calor.
sábado, 17 de junio de 2023 · 15:13

Esta ola de calor ha hecho que nos preocupemos más por hidratarnos correctamente y cuidarnos de las altas temperaturas, no obstante, las plantas también pueden sufrir gracias al clima y si tienes cultivos en casa o árboles frutales, entonces esta información te ayudará mucho, pues te diremos cómo reconocer los signos del estrés por calor en tus plantas y cómo combatirlo. 

Estrés por calor

En algunos días de verano o en temporadas de temperaturas altas, como la onda de calor por la que estamos pasando, es normal que las plantas sufran estrés por calor, sobre todo si están de forma constante bajo el sol intenso. Esto puede ocasionar que tu planta o tu árbol frutal se atrofie y por lo tanto haya riesgo de perderlo, afortunadamente las señales para reconocer el estrés por calor son muy fáciles de identificar. 

Cómo reconocerlo

Las formas más comunes de saber que tu planta o árbol está sufriendo por el calor intenso es observando las hojas, estas se van a plegar o enrollar de formas extrañas, incluso pueden curvarse hacia arriba, también puedes encontrar manchas marrones o parches secos en las mismas e incluso las hojas y los tallos obtendrán un aspecto decaído. En cuanto a la tierra o el sustrato, este se verá reseco y arenoso. 

Cómo combatirlo

La forma más fácil de combatir el estrés por calor en las plantas es haciendo un riego, debes asegurarte de que la tierra esté húmeda y fresca para evitar la deshidratación de tu planta, no debes de caer en el sobre riego y provocar el encharcado, lo mejor es hacer algunos riegos periódicamente para asegurarse que el sustrato se mantiene bien húmedo. 

Observa las hojas de tu árbol para saber si esta sufriendo por el calor. Foto: Pexels / Daniel Reche

También debes de vigilar que el agua no esté demasiado caliente para que las raíces no sufran con la temperatura, por último puedes evitar el sol directo cubriendo tu planta con una malla de sombreo, sobre todo en las horas en donde el sol está más intenso o en las zonas en donde la planta está expuesta directamente a la luz y el calor.