Huerto

Calcio para tus plantas, así debes de agregar las cáscaras de huevo a tu huerto o jardín

Este es el truco necesario para poder aprovechar las cáscaras de huevo en tu huerto o jardín.
martes, 11 de abril de 2023 · 15:04

Las plantas necesitan de varios minerales y nutrientes para crecer adecuadamente y si tienes un huerto o jardín en casa sabes lo necesario que es aportar estos elementos de la forma correcta para que tus cultivos crezcan a la perfección. Uno de estos minerales es el calcio, que pueden absorber de la tierra o sustrato donde se encuentran si lo agregas a este elemento, no obstante debe de hacerse de la manera correcta. 

El calcio es importante para las plantas

El calcio es un elemento de gran importancia para las plantas, pues interviene directamente en la estructura de las mismas y por lo tanto en su crecimiento y fortaleza. Las cáscaras de huevo son una excelente opción para agregar calcio a tus cultivos y además te permite deshacerte de este deshecho de la cocina y aprovecharlo en el proceso sin desperdiciar nada de los huevos

Cáscaras de huevo como fuente de calcio

No obstante para que el calcio pueda aprovecharse en tus cultivos debe de tratarse previamente, ya que solo agregarlo no permitirá que las plantas lo absorban y lo aprovechen de forma correcta, para ello hay que disolverlo primero y es aquí donde el jugo de limón entra al juego, pues te permitirá tratar las cáscaras adecuadamente para agregarlas a tu huerto o jardín, solo sigue estas instrucciones. 

Cómo agregar las cáscaras a tus plantas

Qué necesitarás

  • 4 cáscaras de Huevo
  • 1 Limón
  • 2 litros de Agua
Para que la cáscara haga efecto correctamente debes tratarla primero. Foto: Pixabay

Lo primero que deberás hacer será triturar las cáscaras de huevo hasta lograr un polvillo fino, esto nos permitirá que el jugo de limón actúe más eficazmente y obtengamos una solución con calcio fácilmente. Una vez que tengas listo el polvo agrega el jugo de limón y deja reposar por un día entero, para después diluir esta mezcla en agua y así crear un abono de calcio líquido, mismo que puedes agregar a tus plantas directamente sobre el sustrato.