Limpieza

Este es el ingrediente de cocina que te ayudará a dejar tus tenis blancos impecables

El bicarbonato, que comúnmente es usado en la cocina como ingrediente de recetas y agente limpiador, también es eficaz para blanquear tus tenis.
sábado, 4 de marzo de 2023 · 12:18

Mantener tus tenis blancos totalmente limpios puede resultar toda una odisea, sobre todo si eres una persona muy activa; al tener un color claro estos suelen ensuciarse mucho y además las manchas tienden a notarse más, sin embargo, hay un ingrediente en tu cocina que puede ayudarte fácilmente a limpiar este tipo de calzado y dejarlo impecable, si quieres saber de qué se trata, aquí te lo explicamos. 

El bicarbonato de sodio que comúnmente utilizamos para cientos de recetas en la cocina, también puede ser utilizado en el área de la limpieza si se mezcla con un ácido, en esta ocasión utilizaremos jugo de limón para limpiar tus tenis y dejarlos como nuevos. La mezcla de estos ingredientes es perfecta para blanquear tus tenis y eliminar las manchas de la tela, incluso las más pegadas. 

Limpiador de tenis blancos

Qué necesitarás

  • 1 Limón
  • 1/2 taza de Bicarbonato de sodio

Lo primero que deberás hacer será cortar tu limón por la mitad, extrae el jugo y cuela para eliminar las semillas y la fibra demasiado gruesa, una vez listo deberás mezclar junto con el bicarbonato de sodio para preparar una pasta, al principio verás como burbujea, pero no te preocupes esto es normal. Ten en cuenta que deberás aplicarla inmediatamente después de prepararla, así que ten todo listo y a la mano. 

El bicarbonato y el limón hacen una dupla perfecta para limpiar tus tenis. Foto: Pixabay

Para aplicarla simplemente utiliza un cepillo de dientes que ya no utilices y frota ligeramente la pasta sobre las áreas de tu tenis a limpiar, poniendo especial atención a aquellas partes que tengan manchas más pronunciadas. Una vez que hayas aplicado esta pasta deja que se seque al sol, este paso es esencial para blanquear tus tenis, una vez seca retira la pasta con un cepillo seco y después pasa un paño ligeramente húmedo para eliminar cualquier resto de la misma.