Huerto

Hojas enroscadas en limonero, descubre qué significa esto y cómo mantener sano tu árbol cítrico

Pon atención a las hojas de tu limonero y soluciona los problemas que aquejan a tu cultivo de cítricos.
sábado, 2 de diciembre de 2023 · 12:45

El limonero es uno de los cultivos más comunes y fáciles de cuidar cuando se trata de huertos caseros y jardines, y es que este árbol cítrico es muy sencillo de mantener y puede darte grandes cosechas si se le cuida bien, no obstante, también es muy fácil que presente problemas y uno de los más recurrentes son las hojas enroscadas. Aquí te hablaremos sobre las posibles causas de las hojas enroscadas y como tratarlas.

Plagas

Una de las razones más comunes por la que las hojas de tu limonero se enroscan es por la presencia de distintas plagas, a menudo los diferentes insectos que pueden atacar a tu limonero se van a alimentar de la savia en ramas o directamente de las hojas, ocasionando que estas se enrosquen y que aparezcan diferentes manchas en las mismas, desde puntos negros hasta manchas rojas, blancas, marrones y amarillas. Si notas la presencia de plagas u hongos lo mejor es aplicar repelentes e insecticidas en tu árbol como el que te dejamos aquí para cuidar la salud del mismo.

Riego

Otro factor que puede afectar la salud de tu árbol limonero y que va a provocar que las hojas se enrosque es la falta de riego óptimo, a menudo este problema se muestra en las hojas cuando estas empiezan a curvarse, pierden su fuerza, pero mantienen su color verde sin alteraciones importantes. Si notas como estos síntomas se hacen presentes en tu cultivo y el sustrato del mismo esta seco, entonces necesitas regar mejor tu limonero y mantener el sustrato hidratado para mejorar su salud.

El color de las hojas debe de ser vibrante y uniforme. Foto: Pixabay / AliceKeyStudio

Falta de nutrientes

Por último, pero no menos importante, al haber una importante falta de nutrientes en tu árbol de limones las hojas pueden comenzar a enroscarse y mostrar otros signos de problemas, como manchas amarillas y otras decoloraciones. Si ya has descartado la presencia de plagas, este problema puede deberse a la clorosis férrica o a otras deficiencias, así que el paso para mejorar la salud de tu cítrico es fertilizar y abonar con los nutrientes necesarios que hacen falta en tu cultivo.