Temporada navideña

Inician las posadas mexicanas: 3 ideas de aguinaldos que puedes hacer si te toca participar en estas festividades

Hacer aguinaldos es probablemente una de las cosas más laboriosas de elaborar para la posada, pero con estas ideas será más fácil
sábado, 16 de diciembre de 2023 · 01:05

Unas horas más y ya podremos empezar a escuchar el "Ooora pronobis" y finalmente el "Eeen el nombre del cieeeelo, ooos pido posaaada" y la verdad es que tenemos que estar preparadas para cuando nos toque a nosotros recibir a todas las personas, niños y peregrinos en estas festividades navideñas, que invitan a la convivencia.

Las posadas son una especie de adviento navideño, que simbolizan los pasajes litúrgicos de la biblia donde María y José recorrían diferentes poblados buscando alojamiento. Las iglesias prestan las figurillas de los peregrinos para rezar y cantar en procesiones por las calles hasta llegar a un hogar donde se partirá la piñata, repartirá la cena y los aguinaldos, por eso te diremos cómo hacer estas clásicas bolsitas de dulces

Hacer aguinaldos es probablemente una de las cosas más laboriosas de elaborar para la posada. Por eso es que en esta ocasión queremos compartirte 3 ideas para que armes las canastitas o bolsas de dulces que le regalarás a los asistentes de tu posada, porque sí, es una tradición que no puede faltar, por más austeros que sean. 

1. Canastitas

Tradicionalmente, los dulces y fruta de los aguinaldos se servían en canastitas. Solían llevar colaciones, que son dulces confitados de chocolate de colores y ¿por qué no volver a esto? Es más ecológico y económico, porque las canastitas no suelen tener un gran tamaño. Pueden ser pocos dulces de buena calidad, como las colaciones, cacahuates, galletas de animalitos, y fruta como jícamas pequeñas, mandarinas o tejocotes. 

2. Cucuruchos

Los cucuruchos también son una buena opción para guardar los dulces. Pueden ser de cartón o celofán decorados con motivos navideños y en su interior pueden alojar tus dulces favoritos, En este caso pueden ser del tamaño que tú desees para que le quepan los totis, la mandarina, jícama y los dulces de caramelo macizo. 

Cualquier envase es bueno cuando sabes colocar motivos navideños. Foto: Freepik

3. Cilindros del papel de baño

El límite es la imaginación y creatividad, por lo que bien pintaditos y decorados, puedes poner una base a los cilindros de cartón, que sobran cuando se termina el papel de baño. Los puedes convertir en unos bonitos renos, Santa Claus o muñequitos de nieve o jengibre, que alojen en su interior los dulces de los aguinaldos. Quedarán bonitos, ya verás.