Plantas y jardinería

¿Cómo hacer abono orgánico para cactus o suculentas? Confía en el poder de este desecho de cocina

¡Ya no lo tires a la basura! Descubre el desecho culinario que ayudará a nutrir a los cactus y suculentas
sábado, 16 de diciembre de 2023 · 19:00

Si dentro del huerto urbano o algún espacio de la casa cuentas con cactus y suculentas, entonces te interesará conocer la forma más sencilla de elaborar un abono orgánico para este tipo de plantas y lo mejor de todo; confiar en el poder de un desecho de cocina que las nutrirá y será parte fundamental para su crecimiento.

¿Con qué desecho de cocina se puede abonar cactus y suculentas?

Además de ser una alternativa totalmente ecológica que pretende reducir las sobras de comida en el hogar, las cáscaras de huevo también se pueden implementar como un poderoso abono casero para este tipo de plantas, agregando minerales esenciales para su crecimiento como lo son el calcio, fósforo, potasio, hierro y magnesio.

Este desecho culinario abonará la tierra y agregará dichos nutrientes para tener una opción cargada de minerales, también se cree que evitan la podredumbre y en algunas variedades, incentiva la producción de flores. Si confías en el poder de las cáscaras de huevo, ten por seguro que tendrás un abono orgánico perfecto para cactus o suculentas, así que ahora ha llegado el momento de conocer una sencilla guía para elaborarlo desde casa.

Cáscaras de huevo como abono
FOTO: Pixabay

¿Cómo elaborar un abono orgánico con cáscaras de huevo?

Lo ideal es recolectar de 6 a 8  cascarones, colocarlos sobre papel periódico en un lugar en donde puedan reposar al aire libre y exponerse frente a los rayos de sol durante uno o dos días. Cabe mencionar que en este proceso se secarán por completo y evitarán sustancias extrañas o bacterias como la salmonella y también es importante recalcar que los desechos deben estar previamente enjuagados con agua.

Después de ese tiempo colócalos dentro de un procesador de alimentos hasta hacerlos polvo, toma una cucharadita y aplica directamente en la tierra de las plantas, después puedes hidratar con un poco de agua para que el desecho se absorba por completo.

No hay necesidad de realizar nada más, de forma natural la tierra comenzará a absorber todos los nutrientes que se encuentran en este desecho de cocina y conducirá a la planta un shot cargado de nutrientes. La aplicación puede llevarse a cabo cada 30 días, pues al ser una opción completamente natural no supone ningún riesgo para la planta.

Aprovecha este desecho de cocina al máximo dentro del huerto urbano para nutrir los cactus y suculentas que podrían formar parte del hogar.