Huerto urbano

Descubre los cuidados que necesita la planta de tomate en floración ¡tips y recomendaciones!

Logra los resultados esperados, presta atención a estas recomendaciones y cuidados esenciales para una planta de tomate
sábado, 4 de noviembre de 2023 · 10:00

La planta de tomate es una opción bastante accesible para cultivar desde el huerto urbano, gracias a sus frutos suele ser bastante apreciada y es que sobra decir que con este tipo de alimento puedes preparar múltiples recetas, incluso algunas bebidas o hasta snacks al estilo saludable.

La clave para que el cultivo sea totalmente exitoso y se pueda obtener una buena cosecha, es brindarle los cuidados esenciales y ser muy minucioso en cuanto a sus requerimientos que se tendrán que implementar de manera continua para que su crecimiento sea óptimo.

A continuación, te compartimos una pequeña guía de cuidados básicos que necesita la planta de tomate, sobre todo cuando se encuentra en época de floración, presta atención a la siguiente información que además te servirá para implementar algunos tips y sobre todo poner en práctica las recomendaciones pertinentes.

Planta de tomate orgánica.
FOTO: Pixabay

¿Qué cuidados necesita una planta de tomate en floración?

El cultivo de este alimento de forma orgánica es una de las mejores decisiones que puedes emprender en el huerto, estos son los cuidados esenciales cuando se encuentra en época de floración o a punto de rendir frutos.

1.- Temperatura y luz

Siempre requiere de una buena exposición solar de preferencia que sea de forma indirecta o resguardado dentro de un invernadero, los rangos recomendados para un desarrollo óptimo van desde entre los 28 a 30º C durante el día y 15 - 18º C durante la noche.

Procura mantener tu planta en un buen lugar en donde se obtenga luz solar y una buena temperatura, pues estos dos puntos son muy importantes para que rindan frutos.

TIP: Durante los primeros años puedes mantenerla en una pequeña maceta y después trasplantar directamente en la tierra fértil, procurando que sus frutos nunca lleguen a tocar el suelo, por eso se recomienda colocar una especie de enredadera en donde se pueda sostener hacia arriba, es decir, siempre elevada hacia el techo.

Los frutos de la planta de tomates no deben tocar el suelo.
FOTO: Daniela Hernández

2.- Riego constante

Se recomienda regar al menos tres veces por semanas durante verano y procurar que el riego sea constante pero sin encharcar la tierra, ya que un exceso de agua puede pudrir las raíces. En temporada de invierno, la cantidad de agua puede disminuir de una a dos veces a la semana, siempre que su tierra lo necesite.

TIP: Si deseas implementar un huerto en forma y con las condiciones necesarias para los alimentos, podrías optar por un sistema de riego por goteo, este método permitirá dosificar el agua y que la tierra tenga el tiempo suficiente para absorberla y evitar encharcamientos.

3.- Fertilizante o abono 

Los tomates requieren cantidades relativamente grandes de potasio, de 2,6 a 3,6 kg de K absorbido en la planta por cada tonelada de tomate cosechado. Por eso suele ser tan importante recurrir a fertilizantes ricos en este mineral, pues además nutrirán la tierra y permitirán que la variedad crezca en óptimas condiciones.

TIP: Si deseas recurrir a un abono orgánico puedes agregar cáscaras de plátano previamente trituradas o tratadas porque en este desecho de cocina se encuentran altas cantidades de potasio perfectas para nutrir el cultivo.

Cabe mencionar que la floración de la planta de tomate suele ocurrir un mes después de la siembra, esto dependiendo de la variedad cultivada y de la constancia con la que simplemente estos cuidados; estos factores pueden acelerar o ralentizar ligeramente el proceso. Sé muy paciente y constante para lograr grandes resultados en el huerto.