Árboles frutales

Abono casero para los árboles de mandarinas y otros cítricos; ¡así los mantienes en buen estado!

¿Plantaste árbol de mandarina en tu jardín? Aquí te damos una sencilla recomendación para preparar un abono casero el cual ayudará a que se tengan buenas cosechas
miércoles, 25 de octubre de 2023 · 13:36

La mandarina es un fruto de temporada, ésta se consume en su presentación fresca, en jugos, postres, dulces y otras preparaciones. Su mayor producción aumenta durante los meses de octubre y noviembre. Es un alimento rico en nutrientes entre los que destaca su aporte en vitamina C y fibra.

Tener un árbol de mandarina o de otra variedad de cítricos en el jardín, es una garantía de que en casa no faltaran las bebidas naturales y será siempre un aliado para prevenir los resfriados comunes, o mejor aún, tener un ingrediente que se puede usar en repostería para dar un sabor especial a los panqués y bizcochos.

El cuidado del árbol de mandarinas, así como de cualquier otro cítrico requiere de constancia, aunque es muy sencillo, hay que tener presente varias recomendaciones esenciales para que sus frutos se desarrollen adecuadamente y la siguiente cosecha sea abundante. El riego, la temperatura, la luz, la poda y el abono son algunos de los básicos para su mantenimiento.

Se recomienda que durante su primer año de vida la tierra del árbol de mandarina se fertilice dos veces. La poda anual es esencial para eliminar las ramas secas o que estén dañadas y evitar las plagas. A pesar de que el árbol de mandarina es muy amigable y sus cuidados son muy fáciles, se sugiere que se abone adecuadamente para que su floración sea óptima y se recojan cosechas buenas en el próximo otoño.

Foto: Especial

Abono casero para árboles cítricos

Los árboles de cítricos requieren de macronutrientes esenciales como nitrógeno, fósforo, calcio y potasio para que se desarrollen adecuadamente. Para la preparación de este abono casero es muy sencillo. Toma nota.

  • 5 litros de agua
  • Puñado de ceniza de leña
  • Recipiente amplio

Procedimiento

Lo único que deberás de hacer será mezclar el agua y la ceniza de leña. Revolver muy bien con ayuda de una ramita de árbol.

Una vez que la mezcla esté lista, debes dejarla reposar por una noche antes de aplicarla en tu árbol.

Una vez pasado el tiempo de reserva, riega tu árbol como de costumbre. Se recomienda que este abono se aplica una vez que comiencen a brotar las primeras flores.