carnes exóticas

3 carnes frías que puedes usar par tus sándwiches además del jamón

Las carnes frías son productos se hacen comúnmente de carne de res, cerdo, pollo y pavo
domingo, 28 de febrero de 2021 · 17:08

Los sándwiches son nuestro pan de cada día, valga la redundancia. Sin embargo, cuando el cansancio y el aburrimiento es mucho, solemos estacionarnos en sándwiches de un solo tipo, porque se seca nuestra imaginación o no tenemos muchas ideas de cuáles pueden ser otros ingredientes para prepararnos los tan prácticos y deliciosos emparedados, con pan tostadito, queso fundido, jitomate, lechuga, chiles chipotle y por supuesto, su buena carne fría.

Las carnes frías son productos se hacen comúnmente de carne de res, cerdo, pollo y pavo, y han sido preparados para que podamos consumirlos de forma fácil y segura. Hay muchas maneras de prepararlas, pero en un ambiente tan agitado como en la CDMX, la mejor idea es siempre hacernos uno o dos sándwiches para llevar al trabajo, ya que nunca se sabe si podrás salir a comer y definitivamente mal pasarse no es una opción, pues trae importantes consecuencias a la salud.

El jamón es una de las carnes frías más conocidas. Es una importante fuente de proteínas de alto valor biológico. Aporta minerales y vitaminas indispensables para nuestro organismo, con un perfil lipídico equilibrado y moderado en calorías. Contiene gran cantidad de vitamina B1 y su consumo ayuda a superar el estrés y la ansiedad. Pero aceptémoslo, después de una semana de prepararlo igual (en sándwich) ¡cansa! y cansa mucho.

Peeero, lo bueno de la vida es que siempre hay opciones. Sobre todo, en cuanto a productos cárnicos o botanas se trata. Por eso, en esta ocasión, aquí nos tienes para aconsejarte sobre los tipos de carnes frías que puedes consumir además del jamón, que no sólo son deliciosas, sino que aparte se pueden adaptar con gran facilidad a casi cualquier ingrediente, pero definitivamente, los sándwiches son uno de los platillos o superficies elegidos, con quienes las carnes frías se llevan muy bien.

Las carnes frías, se dividen en dos tipos: Frescos: Cuando se necesita realizar previamente un método de cocción o salado para su conservación. A pesar de esto, se requiere cocerlos o freírlos antes de consumirlos, por ejemplo, el chorizo, la longaniza y el tocino. Y secos: Cuando se someten a un proceso ahumado y pueden consumirse de inmediato, como la mortadela y el salami

Sin embargo, a continuación te abriremos un poco el panorama y enlistaremos las carnes frías que puedes incorporar a tu almuerzo y brindarle una suculenta variación, que probablemente no se te había ocurrido, pero hoy es un buen día para comenzar, especialmente, porque antes de planear tu desayuno de mañana, puedes realizarle 'la prueba de calidad' a la carne fría que tú decidas incorporar a tu dieta, según sea tu gusto.

Salchichas

Esta carne fría es del tipo embutido y se hacen con diversos tipos de carne molida condimentada con especias.

Salami

Podría tratarse de carne de res o de cerdo molida con condimentos varios y sometidos a un proceso de secado.

Mortadela

Es de origen italiano y se elabora con carne de cerdo, ajo, tocino y aditivos; a veces se le añade trocitos de pistaches o aceitunas finamente picadas. 

Tocino

Se conforma de la capa de tejido graso que se extrae de la parte superior del cerdo y se somete a un proceso de curación para salarlo o ahumarlo. En sándwich, puedes combinarlo o con salchichas o con huevo.

Otras Noticias