Tips de cocina

Consejos prácticos que te ayudarán a cocinar pulpo sin que quede duro o chicloso

Deja de temer a cocinar pulpo, pues con estos tips podrás hacerlo como un profesional
sábado, 27 de febrero de 2021 · 15:13

El pulpo es uno de los ingredientes más temidos y amados en la cocina, ya que su preparación en ocasiones puede ser un poco complicada, ya que si no se cocina de forma adecuada puede quedar duro o por el contrario si se cocina de más, su textura se vuelve un tanto chiclosa y dura. Sin embargo, con un poco de paciencia y algunos consejos seguro podrás prepararlo de la forma adecuada para que quede en un punto exacto.

Ya sea en su preparación tradicional en una cazuela o hasta en la olla exprés, el pulpo es uno de los productos más cotizados de la cocina mediterránea, pero también forma parte de la alimentación de muchas otras culturas. Así que si quieres aprender a cocinar un pulpo de forma correcta y hasta conocer cómo se realiza la técnica de "asustar", aquí te lo vamos a explicar.

Cómo cocinar un pulpo

Lo primero que debes tomar en cuenta es que el pulpo macho es uno de los más recomendados para la cocina, y para diferenciarlo puedes pedir ayuda a quien te lo va a vender o bien fijarte muy bien en sus tentáculos. El pulpo hembra, cuenta con tentáculos muy parejos, mientras que, el macho tiene uno de ellos más pequeño que lo demás.

Otra de las forma de identificar a un macho de una hembra, es poniendo atención en la parte central del mismo justo por debajo de la cabeza y donde se unen todos sus tentáculos, en el caso de los machos estos tienen un agujero apenas visible, mientras que en la hembras es mucho más evidente. 

Lava bien

Antes de comenzar a cocinar el pulpo, lo primero que debes hacer es lavarlo muy bien con suficiente agua, a fin de eliminar todas las impurezas o partes de arena que puedan haber quedado impregnadas en su piel. También deberás retirar las tripas y las ventosas, una vez listo debes congelarlo 24 horas si no vas a usarlo de inmediato. No lo congeles sin limpiar. 

Azota el pulpo

Una de las técnicas de cocina es azotar el pulpo, es decir, darle un par de pequeños golpes por toda la superficie, esto ayudará a que las fibras de la piel comiencen a romperse para que se cocine de mejor forma. Esto se puede hacer con ayuda de un rodillo o un cucharón, no intentes azotarlo contra la mesa. 

Asustar al pulpo

Otra de las técnicas más populares para que un pulpo quede justo en su punto de cocción es "asustar" el pulpo. En la olla en la que vas a cocinar el pulpo, coloca suficiente agua y deja hervir, toma el pulpo con unas pinzas por su parte central no por la cabeza ya que se puede romper. Una vez que el agua haya hervido, sumerge el pulpo por 3 segundos sin soltarlo y después saca de la olla para mantener afuera por 6 segundos. 

Deberás repetir este proceso durante 3 o 4 veces, para después colocarlo dentro de la olla por completo y dejar que siga con su cocción de forma regular. Considera que el pulpo de debe cocinar unos 20 minutos por cada kilo y el agua debe llevar sal gorda. Con un tenedor, pincha alguno de los tentáculos y si este se hunde sin problemas tu pulpo está listo. Recuerda que no debes sacar el pulpo hasta que la preparación haya enfriado. 

En olla exprés

Si no tienes mucho tiempo para cocinar el pulpo, la olla exprés es una muy buena opción de hacerlo, pero recuerda que no debes añadir agua extra, ya que este se puede cocinar en sus propios jugos al contener una gran cantidad de agua. Solo coloca el pulpo en la olla exprés y añade cebolla en trozos, un poco de laurel y un par de cucharadas de aceite, tapa la olla y deja cocinar por 10 minutos, siempre y cuando pese menos de kilo y medio, si su peso es igual o mayor considera una cocción de 12 minutos. 

Otras Noticias