Tips de limpieza

Elimina el mal olor del refrigerador con estos sencillos trucos efectivos

Existen varias razones para que tu refrigerador huela mal, te decimos cómo evitar este problema tan molesto
lunes, 6 de diciembre de 2021 · 11:25

A todos nos ha pasado olvidar algo en el refrigerador y encontrarnos con un mal olor cuando lo abrimos. En este caso la respuesta puede parecer sencilla, simplemente deshazte de aquello que está en mal estado y procura no olvidar la comida en el futuro para evitar desperdicios; sin embargo, los malos olores en este electrodoméstico no siempre se generan por alimentos en mal estado y si no nos crees sigue leyendo.

Otra de las razones más comunes para que haya malos olores en el refrigerador es no realizar una limpieza profunda cada mes, ya que en este paso no sólo te aseguras de sacar los alimentos que ya han caducado, sino que también eliminas restos de comida o líquidos que suelen desprenderse de los recipientes o que se caen al manipular la comida y que también generan malos olores y ponen en riesgo la higiene de nuestros alimentos.

Una razón más es que no guardamos adecuadamente los alimentos. Algunos muy olorosos como pescados, salsas, cebolla, etcétera, pueden generar malos olores cuando se meten sin tapa y aunque los retiremos, muchas veces ya huele mal nuestro electrodoméstico. Para eliminar el mal olor del refrigerador te compartimos unos sencillos, pero efectivos trucos que van a cambiar por completo este problema y podrás abrir sin temor tu electrodoméstico.

Trucos efectivos para eliminar el mal olor del refrigerador

Si ya hiciste la limpieza de tu refrigerador, guardaste adecuadamente los alimentos y ya no hay comida echada a perder, pero aún hay un olor que te desagrada, aplica estos trucos para eliminar los malos olores del refrigerador:

1. Limón aromático

Tal cual, parte un limón a la mita y encaja en su pulpa algunos clavos de olor. Colócalo en un platito en alguna zona del refrigerador y verás cómo desprende un rico aroma que llena tu electrodoméstico.

2. Carbón

Es un truco muy conocido. Tienes que colocar varios trozos de carbón en algún recipiente (incluso puedes reutilizar una botella de plástico partida por la mitad) abierto y meter este recipiente en el refrigerador. El carbón tiene una textura porosa y por ello actúa como una esponja, absorbiendo la humedad y los malos olores.

3. Café

El café no sólo es aromático, sino que tiene la capacidad de absorber otros aromas. Sirve un poco de café molido en un recipiente para contenerlo, colócalo en el fondo del refrigerador y cámbialo cuando ya no haya malos olores.

4. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un gran aliado de la limpieza. Este compuesto tiene la propiedad de que al entrar en contacto con la humedad, vuelve alcalina las sustancias líquidas y neutraliza los ácidos, eliminando los malos olores. Coloca una caja de bicarbonato de sodio abierta en el refrigerador y verás que desaparecen los malos olores.

5. Aromatizante cítrico

Prepara un aromatizante casero muy sencillo. Sólo tienes que cortar por la mitad algún cítrico, como una naranja, un limón o una mandarina y pincharle en la pulpa (con ayuda de un palillo o mondadientes) unas hojitas de menta o de otra hierba aromatizante (como hierbabuena o albahaca). Deja el aromatizante cítrico en un platito al fondo del refrigerador y retira cuando haya desaparecido el mal olor.