Asadores y parrillas

Consejos para asar la carne a la parrilla como un profesional

Si quieres que tu carne quede siempre a la perfección sigue estos consejos para asarla a la parrilla.
viernes, 8 de octubre de 2021 · 14:23

Asar carnes a la parilla es todo un arte, no solo se trata de encender las brasas y colocar la carne por encima de estas, hay muchos factores que controlar, no obstante aunque asar a la perfección puede ser algo complejo, se puede lograr sin mucho esfuerzo siempre y cuando tengas tu asador controlado y prepares adecuadamente tu carne, por ello te daremos algunos consejos para que manejes el asador como un maestro y tu carne siempre salsa a la perfección.

Prepara el combustible

Si vas a usar carbón como tu combustible es importante que lo enciendas muy bien antes de siquiera considerar colocar la carne a la parilla, el carbón debe de tener una fina capa de cenizas por encima y estar ardiendo al rojo por debajo de esta capa para considerarse adecuadamente prendido, justo en este momento es cuando se emite su máximo calor, si vas a usar gas prende tu parrilla y déjala reposar unos minutos hasta que es bien caliente

Prepara la parilla

La parilla deberá de estar bien caliente antes de coloques la carne, es importante que antes de usarla te asegures que esta limpia, el mito de que las parrillas sucias le dan sabor a la carne es falso, debes de limpiarla a profundidad cada vez que vayas a usarla, una vez caliente puedes pasar un trozo de panza de cerdo o alguna otra grasa firme para lubricarla adecuadamente y evitar que los alimentos se pegue.

Prepara la carne

Si vas a usar carnes marinadas estaba deben de haber reposado el tiempo suficiente en el marinado antes de ponerlas, lo mismo pasa con el rub, deberá reposar unos momentos con el rub para que los sabores se afiancen en la carne, así mismo la temperatura de la carne antes de ponerla en la parrilla deberá ser lo mas cercano a la temperatura ambiente, no intentes asarla recién salida del refrigerador.

El carbón debe de estar correctamente encendido si lo quieres usar en la parrilla. Foto: Pixabay

Fuego directo o indirecto

El control del calor es vital para que tu carne quede a la perfección, idealmente tu parrilla debe de tener una zona de fuego directo, que es junto encima de las brasas y con calor intenso y una zona de fuego indirecto que debe de estar alejado de las brasas y tendrá un calor mas uniforme y constante, el primero te ayudara a sellar tu carne y el segundo a cocinarla completamente.

Asado

Para que tu carne se ase de manera uniforme la superficie debe de ser de igual manera, uniforme, los tiempos de cocción van a variar mucho dependiendo del grosor y el tipo de carne que estés asando, así que vas a tener que estar checando tu carne constantemente para no secarla demasiado o sacarla antes de tiempo, una vez fuera del fuego debes de dejarla reposar unos minutos antes de cortarla para darle tiempo a los jugos a que se asienten.