Café

Café molido y café soluble: ¿Cuál contiene más cafeína y cómo se diferencian?

La verdad es que a ojos de quienes no consumen tanto o habitualmente café, todo puede parecernos igual, pero no lo es
lunes, 4 de octubre de 2021 · 10:59

Beber café puede que sea nuestra costumbre cada mañana. Nos despeja, nos quita el sueño y definitivamente se ha ganado un lugar en nuestro lugar de trabajo. Sin embargo, siempre existirá la discusión de ¿Cuál es mejor: El café molido o el soluble?  La verdad es que nos es difícil decidir, porque ambos tienen lo suyo. Cierto es que actualmente siempre nos decantamos por lo más fácil y rápido de preparar. 

Por ejemplo, el café soluble es más rápido de hacer, mientras que el molido requiere de más atención, cafetera u olla para que quede bien.  Y como este hay muchos otros detalles que si eres un consumidor habitual, seguro notarás. Pero ¿Cuál de los dos es más saludable? Los dos tienen cafeína es cierto, pero ¿Entonces cuál es la diferencia?

La verdad es que a ojos de quienes no consumimos tanto o habitualmente café, todo puede parecernos igual, pero sabemos en el fondo, que no lo son. Esto se debe a que lo creamos o no, sí que existen varias diferencias y ahora mismo te contaremos algunas de ellas, para que tomes tus decisiones de la manera más informada posible y entonces le declares tu amor al café que más se lo merece. Así que ¡Toma nota!

1. Costo

Es común encontrar café o sobres de café soluble prácticamente donde sea y a bajo costo, mientras que en cuanto al café molido casi siempre se le encontrará por kilo, ya que a diferencia del primero, este se elabora a partir de las semillas de café que se recogen, se secan, procesan y tuestan antes de su consumo. Una vez que llega a este punto, se tritura para venderse como café molido para su consumo o para hacer cápsulas o tradicionales paquetes de café soluble. El primero regularmente será más caro. 

2. El nivel de hidratación

Mientras que el café molido son semillas verdes tostadas y machacadas, el café soluble tiene que pasar por un proceso de deshidratación, que elimina por completo, los compuestos de agua, que después el consumidor volverá a incorporar cuando lo prepara. Por lo tanto sí podemos decir que el café soluble tiene menos agua que el molido. 

3. Pureza de los granos

Los granos que forman parte de la composición del café molido, consigue que esta opción es la ganadora cuando de calidad y sabor se refiere. Por lo tanto, para el café instantáneo se usan granos de menor calidad y de una variedad más amarga e intensa que el resto. Es probable que existan marcas que recurren a semillas de mayor calidad, pero esto no suele ser lo habitual. 

4. El aroma

Regularmente los granos de café suelen tener un aroma más fuerte, cuando nunca han entrado en contacto con el agua caliente, proceso que un café instantáneo ya ha experimentado meses antes de su comercialización.

¿Entonces cuál tiene más cafeína?

De acuerdo con la Organización Internacional de café, el café soluble o instantáneo es el que por lo general tiene menos cafeína que el tostado y molido, pero puede que el volumen de su consumo sea mayor. O sea que sale igual si te tomas 5 tazas de café soluble o 2 de café molido.