Alimentos saludables

¿Realmente ayuda comerte un bolillo pa'l susto cuando hay un sismo?; esto es pasa en tu cuerpo

Otra parte importante es el hecho de que cada que te asustas, tu cuerpo a manera de defensa segrega adrenalina y cortisol
miércoles, 25 de mayo de 2022 · 17:50

La tarde de este miércoles, se registró un sismo con magnitud de 5.8 en México y pese a que algunas aplicaciones pronosticaban que la intensidad era "violento", lo cierto es que tanto usuarios de la CDMX como los del Edomex, aseguraron que no sintieron nada. El epicentro fue en Crucecita, Oaxaca, de acuerdo con información del Servicio Sismológico Nacional. Sin embargo, fueron los oaxaqueños, quienes se llevaron un buen susto, pues muchos lo calificaron como "un jalón". 

Y en estos casos, antes de enterarnos de todos los detalles del temblor, lo primero que hacemos al volver a casa después de evacuar, es buscar nuestro reglamentario bolillo pa'l susto, que nos calmará, de acuerdo con la costumbre y tradición mexicana, la cual dice que si ingerimos este pan, nos sentiremos mucho mejor y menos espantados, que cuando salimos corriendo porque escuchamos la alerta sísmica. 

Pero, ¿esto funciona o sólo es un efecto placebo para que sintamos que sí sirve, cuando en realidad no tanto? La verdad es que es difícil saberlo cuando está una espantada, pero al parecer sí hay una explicación científica atrás de esto, pues de acuerdo con un documento de la UNAM, cuando nos asustamos, se secretan jugos gástricos en el estómago y al comer algo neutro como el bolillo, estos lo procesan, provocando que el estómago recupere su estado normal.

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando comes un bolillo pa'l susto?

Así que sí, agradécele a tu madre o abuela que te hayan regalado este saber ancestral, pues tiene  su lógica y respaldo científico. Otra parte importante es el hecho de que cada que te asustas, tu cuerpo a manera de defensa segrega adrenalina y cortisol, lo cual provoca que el ritmo cardíaco se acelere, los músculos se endurezcan, la respiración se entrecorte, las manos suden y los niveles de glucosa se alteren temporalmente para que el organismo la guarde y disponga de ella en caso de emergencia.

Por eso, cuando comemos un bolillo después de un susto nos sentimos aliviados, pues el alimento ayuda a estabilizar también los niveles de glucosa en la sangre y ayuda a contrarrestar la sensación de huevo en el estómago, después de espantarnos, pues los carbohidratos y grasas inhiben la producción de ácido gástrico, que ya te explicamos lo que puede provocar en tu organismo. 

El bolillo es un pan tradicional mexicano de sabor sencillo y precio bajo. Tiene forma de rombo con una hendidura en el centro. Es crujiente por fuera, pero suave y esponjoso por dentro. Se puede comer con una infinidad de alimentos adentro, pero cuando se usa para remedio, se acostumbra ingerir solo y en pedacitos.