Tendencias

¿Qué pasa cuando agregas limón al refresco? Mitos y realidades

Existen diversos mitos sobre tomar refresco con limón, aquí te decimos cuáles son verdaderos y cuáles falsos
lunes, 8 de marzo de 2021 · 16:19

Hay personas aseguran que tomar refresco de cola con limón es efectivo para cortar males gastrointestinales como la diarrea, mientras que otros añaden limón simplemente por disfrutar del sabor ácido que aporta la fruta al refresco y algunas más consideran que aporta los beneficios del fruto, pero ¿sabes lo que realmente sucede en el organismo cuando se añade este componente a la bebida mineral?

Aunque algunos refrescos de venta comercial no dan a conocer todos los ingredientes empleados en la fórmula de su bebida para proteger su receta, la mayoría utiliza los mismos elementos, es decir, el agua carbonatada, azúcar o algún sustituto y jarabe, además de otros saborizantes, especias y ácidos cítricos que generan un sabor particular.

En este sentido, el ácido cítrico que se agrega a los refrescos se extrae de cáscaras como limón o naranja que complementa y da un sabor ligeramente más fresco y ácido. Por esta razón, al agregar jugo de limón a la soda hecha potencia los sabores ácidos que son captados por las papilas gustativas, lo que según algunos expertos, potencia estos toques y mejora el sabor de la bebida.

¿Qué pasa cuando agregas limón al refresco?

Si bien el principal resultado de agregar limón al refresco es a nivel del sentido del gusto, en cuestión de las reacciones en el organismo no existe un estudio específico que hable de esta combinación, aunque se sabe que es falso que el limón aporte algún nutriente extra a las bebidas carbonatadas, pues en realidad, no transforma el valor nutricional de la bebida ni la forma en cómo se procesa por el cuerpo.

Aunque algunos aseguran que el refresco, especialmente hecho con cola, aporta azúcares, sales minerales y agua cuando se ha perdido el gas y esto promueve la hidratación en episodios como la diarrea, lo que promueve el bienestar gastrointestinal, la realidad es que esto es un mito.

De acuerdo con especialistas de la salud, los refrescos no son un reemplazo adecuado para los electrolitos perdidos durante los periodos extendidos de este problema digestivo o de algún otro episodio que promueva la falta de hidratación, sino que además podrían empeorar los síntomas debido a que sus componentes están contraindicados para personas que sufren de reflujo o acidez.

Así que la próxima vez que pienses en añadir limón en el refresco para utilizarlo como un remedio mágico para combatir algún problema gastrointestinal, toma en cuenta que en realidad sólo tiene un efecto en el gusto.

Otras Noticias