Tacos

Descubre cómo es que surgieron los famosos tacos de canasta

 Todos son muy baratos, chiquitos y bien sazonados, por eso cuando probamos uno, queremos otro y otro
lunes, 29 de marzo de 2021 · 10:34

Ya casi es el Día Nacional del Taco y no podíamos dejar pasar la ocasión sin recordad a los taquitos de canasta, ese alimento perfecto cuando andamos en la calle y no tenemos suficiente dinero para costearnos la comida en una fondita o un restaurante. Y es que, aunque no sean una comida completa, la verdad es que por lo menos nos espanta el hambre otro rato de una exquisita manera por 5, 6 o hasta nueve pesos. Todos son muy baratos, chiquitos y bien sazonados, por eso cuando probamos uno, queremos otro y otro. 

Hay de frijol, papa, chicharrón o adobo, generalmente y están todos juntos, pero no revueltos en una canasta de mimbre con hule azul o transparente que a su vez cubre una especie de jerga, que tapa los taquitos con el fin de que se conserven calientitos o de perdis, tibios y poderlos vender en perfectas condiciones al cliente, que llega por ellos a las esquinas de la CDMX, o cerca de los sitios donde están construyendo algo, porque son un bocadillo muy accesible para todos los bolsillos, que se acaban entre las 3 y las 5 de la tarde. 

Estos legendarios tacos, que se parecen a los sudados de Michoacán y con varias historias sobre su origen, se cree que surgieron nada más y nada menos que en Tlaxcala, en un poblado de nombre San Vicente, donde los primeros domingos de cada diciembre, se celebra la Feria del Taco y donde el 80% de las familias de esa región se dedican a ese oficio como actividad primaria. Se dice  que estos vieron la luz a finales del siglo pasado, cuando durante una crisis y escasez de empleos, los habitantes de San Vicente Xiloxochita, decidieron salir en sus bicicletas a los otros municipios más cercanos. 

¿Cómo se preparan?

La preparación de los tacos de canasta comienza una noche antes con la cocción de algunos ingredientes y continúa en las primeras horas del día para tenerlos listos para la venta. Además de los clásicos sabores que ya mencionamos, las canastas con más variedad  ofrecen de mole verde o picadillo. Sin embargo, este par de variantes son  bastante difíciles de encontrar, pues su preparación es más cara.

A diferencia de otros tacos, las tortillas de estos, generalmente están adobadas y cuando te los sirven, es normal que se escapen unas cebollitas, pues cuando los ordenan en estricto orden para que los vendedores no se equivoquen de sabor al despachar, los separan precisamente con las cebollas guisadas. Es decir, quedan: Una capa de tacos de un sabor, el adobo para las tortillas y una capa de cebolla; otra capa de tacos, adobo y otra de cebolla, así hasta llenar la canasta. 

A pesar de que los vendedores de tacos de canasta se pueden desplazar de un lugar a otro en su bicicleta, en la Ciudad de México ya hay algunas esquinas o sitios donde se han establecido algunos negocios de este tipo y que se han hecho famosos gracias a su indiscutible sabor y calidad del alimento, como: Marven o 'Lady Tacos de Canasta' en las islas de CU o el Centro Histórico antes de las 4; Los Especiales, en Francisco I. Madero 71 en el Centro Histórico, que terminan a las 10:00 pm (Son los que más tarde acaban); Los de 'El Flaco', en República de Uruguay esquina 5 de febrero, Centro Histórico de 10:00 am a 6:00 pm ( Llega antes de las 5, para que alcances de todos) y Ritotakos, que están de 9:00 am a 3:00 pm en Calle 19 #99, San Pedro de los Pinos.

Otras Noticias