Tendencias

¿Qué tan saludable come la Reina Isabel II? Esta es la dieta de la Familia Real

Hay una serie de restricciones a la hora de elegir los platillos a degustar, porque si algo se cuida en el Palacio de Buckingham son las formas
martes, 23 de febrero de 2021 · 11:38

Si algo aprendimos con The Crown, es que pertenecer a la familia real británica, no es tarea sencilla. Principalmente, porque básicamente con dinero cubren todas las libertades que te quitan en la vida por el servicio que brindan al país y por ser parte de la investidura de la Corona, un deber muy arduo y duro que amerita siempre tener activos los cinco sentidos  y además estar conscientes  de que hay reglas que se tienen que seguir al pie de la letra, incluso a la hora de comer.

La comida no sólo representa la magnificencia que tienen cada una de sus comidas y tradiciones, por ello, hay una serie de restricciones a la hora de elegir los platillos a degustar, porque si algo se cuida en el Palacio de Buckingham son las formas y hay alimentos  que están prohibidos por el solo hecho de tener un aroma fuerte o costumbres como beber agua de un grifo, que no figuran por mala imagen o porque podría significar un riesgo de intoxicación para alguno de los miembros de la realeza británica. 

Es el caso, por ejemplo de los crustáceos, que están prohibidos por posible riesgo de intoxicación que estos alimentos conllevan. Así que si alguna vez comiste hasta saciarte camarones, cangrejos, langostas, cocteles como el 'Vuelve a la vida' o filetitos de pescado empanizados, puedes estar seguro de que estabas degustando algo que ni el Príncipe Carlos podría, o al menos no de manera pública; aunque se le ha sorprendido una que otra vez disfrutando de estos manjares, aunque el protocolo lo prohíba. 

Los ajos, por ejemplo, también están prohibidos. Es un ingrediente vetado por la reina, porque simplemente decidió no aceptarlo en ninguna de sus comidas, porque aunque no existe una causa exacta, se cree que es porque buscan evitar el mal olor a toda costa y sin importar que los vampiros ronden el Palacio de Buckingham. De hecho, según declaraciones del chef John Higgins, antiguo cocinero de la familia real, es tan fuerte la prohibición, que todo cocinero que pasa por la cocina real, mantiene la costumbre de no utilizarlo.

Cuidan el origen de lo que comen

La Reina Isabel II es una amante de la comida y es de muy buen comer, sin embargo, los cocineros aseguran que tiene sus mañas particulares a las que deben adaptarse. De hecho, el reclutamiento de cocineros dentro del Palacio de Buckingham es más que estricto, pues tienen que ceñirse a los gustos de su majestad y a los miembros de la realeza británica, que son personas con muy buenos hábitos en la mesa, según extrabajadores del palacio.

PALACIO DE BUCKINGHAM. Tiene un huerto dedicado a la siembra de hortalizas. Foto: Especial

De hecho, la Familia Real Británica  sigue  una dieta saludable y orgánica desde antes de que esta tendencia se pusiera de moda. Los cocineros que han trabajado ahí, aseguran que la mayoría de los ingredientes son auténticamente frescos: desde las verduras, hasta la mayonesa y el pan.  No es ningún secreto, que la Reina reservó un pequeño terreno en los jardines del Palacio de Buckingham para dedicarlo única y exclusivamente al cultivo de verduras y hortalizas. 

Platillos favoritos

Sin duda alguna, el mousse de chocolate es uno de los favoritos de los miembros de la Familia Real Británica, quizá se deba a las bondades del chocolate y la cercanía que tienen con Suiza y los chocolates de la mejor calidad o simplemente a lo delicioso que sabe el chocolate frío. También entre los alimentos que los vuelve "locos" es el mango, el cual se utiliza en una ensalada de pollo con almendras. Ambos platillos son los favoritos de la Reina Isabel II. 

Los Royal deben de cuidarse de la intoxicaciones. Foto: Especial

Cero desperdicios

Lo creamos o no, la Reina Isabel II, como muchos otros británicos también tuvo que hacer frente a la carestía de alimentos durante la Segunda Guerra Mundial, lo cual la llevó a desarrollar hábitos como el cultivo de verduras en sus propios jardines y evitar el desperdicio de alimentos a toda costa. Es por eso, que en la cocina del Palacio de Buckingham existe la regla de que comida que no se termine o que sobre, se guardará en Tupperware, para que sea utilizada al día siguiente. ¿Ves? No eres el único que guarda comida en tuppers, también la reina lo hace. 

 

Otras Noticias