Tendencias

¿Sabes cómo se hacen las papas fritas de venta comercial? Profeco lo explica

Las papas fritas llevan un largo proceso que la Profeco detalló y que explica cómo se obtiene esa presentación crujiente
martes, 16 de febrero de 2021 · 16:17

¿Qué hace a las papas fritas tan irresistibles? ¿Es su textura crujiente o el sabor del tubérculo frito? De acuerdo con la más reciente publicación de la Revista de Consumidor de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), esta botana estimula las áreas cerebrales relacionadas con el placer, pues inducen la producción de dopamina.

Esta sustancia producida en el cerebro brinda una sensación de bienestar y saciedad, por lo que para algunos expertos las papas fritas suministran de gozo e incluso podría generar un efecto adictivo a lo crujiente, una cualidad por la que destacan especialmente estos alimentos, que cabe señalar, son uno de los más consumidos por menores de edad en México.

Sumado a esto, se ha demostrado que las papas fritas aportan una gran cantidad de sal y de grasas trans que al ser consumidas en exceso ponen en riesgo la salud de las personas, situación que llevó a Profeco a verificar en un Estudio de Calidad a 23 marcas de papas fritas que se adquieren fácilmente, además de explicar cuál es el proceso para conseguir esa presentación tan atractiva.

¿Cómo se hacen las papas fritas?

En el estudio de calidad realizado por la Profeco se detallan diez pasos que pasan las papas fritas para conseguir el resultado que todos conocemos, un alimento crujiente y adictivo al paladar. Pues bien, este es el proceso que la mayoría de las empresas que hacen papas llevan a cabo:

1. Las papas se cosechan y se llevan a la planta donde se les quita la tierra con una cepilladora.

2. Pasan por un canal de agua.

3. Llegan a unos rodillos que las pelan.

4. Se enjuagan y se rebanan por medio de unas cuchillas.

5. Las papas rebanadas se vuelven a enjuagar y se secan.

6. Se fríen a más de 170 grados Centígrados en un gran contenedor.

7. Pasan por una cinta transportadora donde se escurre el aceite.

8. Se espolvorean con sal y los aditivos que lleven.

9. Pasan por el control de calidad.

10. Se empaquetan y se preparan para salir de la planta.

En el estudio realizado por la Profeco, se detectó que siete de 23 marcas tienen un porcentaje elevado de grasas saturadas, mismas que elevan el colesterol malo (LDL) en la sangre y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

En tanto 11 marcas estarían en niveles altos de sodio, del cual se recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no exceder una ingesta diaria de 5 gramos al día, lo que equivale a 2 gramos de sodio, para prevenir enfermedades cardiovasculares y la presión arterial.

Si quieres ver el resultado del estudio, puedes checarlo aquí.

Otras Noticias