Tendencias

Hojas de lima: te decimos cómo usarlas en la cocina y aprovechar sus beneficios

Las hojas de lima son excelentes para dar un toque ligeramente ácido y frutal a tus platillos
martes, 30 de noviembre de 2021 · 12:45

Hay mucho qué conocer acerca de la cocina internacional y este es un claro ejemplo. Al escuchar hojas de lima quizá pensaste en ese fruto parecido al limón, aunque con un sabor algo más dulce, que es muy típico de la cocina yucateca; sin embargo, nos referimos a un ingrediente que es típico de la gastronomía asiática. Se trata de las hojas de la lima kaffir o combava (Citrus × hystrix), una planta procedente del sureste de China.

El fruto de esta planta es muy parecido al limón, aunque con una forma rugosa y con muy poca pulpa, mientras que sus hojas se distinguen por ser estrechas en el centro y bilobuladas, es decir, que tienen una forma doble, pero crecen unidas por los extremos. Estas hojas son muy apreciadas en la cultura asiática por su fuerte y agradable aroma cítrico, por lo que se emplea particularmente en la cocina de Indonesia y Tailandia.

Este árbol no es tan popular ni se ha extendido tanto en Europa o en el continente americano, aunque en Estados Unidos ya comienza a ser mucho más utilizado y en México se puede obtener la planta a través de su compra online. Esta planta también se utiliza como ornamental, mientras que su piel y las hojas se usan principalmente para fines culinarios, medicinales y cosméticos, aunque es mucho más popular en Asia.

¿Cómo se usan las hojas de lima?

La pulpa de esta lima es muy poca y casi no se usa, pero se aprovechan mucho las las hojas y la cáscara, que se utiliza rallada o en cortes finos y se agrega en la cocción o al final. Su sabor y su aroma son intensos, se distingue por tener un toque frutal y muy fresco, un poco ácido y ligeramente amargo.

En Asia, se usan las hojas de lima principalmente para elaborar un curry picante que se caracteriza por ser verde que le da un toque cítrico a los platillos.

También se emplea para sofreír sopas, para aromatizar los platillos (como si fueran hojas de laurel), en ensaladas, en guisos, en chutneys, o como aderezo. Es excelente para saborizar verduras, arroz, carne, pescados y mariscos, pero también para hacer marinadas y salsas caseras, además de postres o en bebidas alcohólicas.

Para usarlas, se elimina la parte central de la hoja, se enrolla y pica finamente, éste se usa para sofreír o para decorar. También se puede combinar con otros condimentos para marinads, o molidas para formar una pasta que se agrega a las carnes.