Tendencias

10 ingredientes que no pueden faltar en la comida libanesa

La cocina libanesa fue influenciada por las diferentes civilizaciones extranjeras que tenían el poder en cada una de las etapas históricas
sábado, 18 de julio de 2020 · 09:30

La gastronomía libanesa es el resultado de una mezcla de varias técnicas culinarias que se fueron heredando debido a la diversidad de pueblos que han pasado por esas tierras. Normalmente los alimentos se asan a la parrilla, se hornean o se saltean en aceite de oliva, ingredientes como la mantequilla o la crema rara vez se utilizan, salvo en algunos postres. Las verduras suelen comerse crudas, en escabeche o cocinadas.
La cocina libanesa fue influenciada por las diferentes civilizaciones extranjeras que tenían el poder en cada una de las etapas históricas. Por ejemplo cuando los turcos otomanos controlaron el Líbano e introdujeron una variedad de alimentos que se han convertido en básicos en la dieta libanesa, como lo es cocinar con cordero.
Tras la derrota de los otomanos en la Primera Guerra Mundial, fue Francia quien tenia el control del Líbano hasta 1943, cuando el país logró su independencia. Los franceses introdujeron alimentos como el flan, eclairs, papas fritas y croissants.​
Al igual que los distintos de gastronomía existen algunos ingredientes que se repiten en la mayoría de los platillos y a continuación te presentamos algunos de estos.


1) Aceite de oliva:

El Líbano es el hogar de algunos de los olivos más antiguos del mundo. El aceite que proporcionan sus frutos, puro, aromático y dorado, es un elemento central en la cocina libanesa. Casi todos los platos tradicionales hacen uso de este oro líquido de una forma u otra: hummus, tahina, tabulé, falafel…

2) Siete especias libanesas (baharat):

Se conoce por siete especias libanesas a una mezcla de especias muy importante en la gastronomía del Líbano. Las siete especias libanesas rara vez se preparan en casa. Las amas de casa y los cocineros las adquieren en mercados y tiendas de especias.
Se elaboran moliendo y mezclando pimienta negra y blanca, pimienta de Jamaica, canela, clavo de olor, nuez moscada y cilantro. Se utiliza para dar sabor al kibbeh, al cordero, a guisos y a sopas. También se utiliza como adobo seco para carnes a la parrilla y asados.


3) Zumaque:

El zumaque es una baya seca que se emplea como condimento. Posee un intenso color rojo y un sabor ácido similar al limón. Se utiliza para sazonar carnes, pescados, verduras, tabulés y salsas.

4) Frikeh:

El frikeh, también freekeh y farik, es un cereal que se elabora a base de trigo duro el cual se recoge cuando está verde, se deja secar y se tuesta y se trilla. Su sabor es herbáceo y un sutil punto ahumado.
En el Líbano y otras regiones de Oriente Medio, el frikeh se utiliza de forma similar al arroz, en sopas, tabulés y platos tipo pilaf. Se suele combinar con pollo o cordero, con verduras como cebolla y tomate y con frutos secos.

5) Semillas de sésamo:

Es posible verlas espolvoreadas sobre un montón de platos, sobre todo masas saladas y todo tipo de dulces. Sin embargo, su uso más importante pasa por la elaboración de la tahina, una pasta hecha con semillas de sésamo que han sido ligeramente tostadas y luego molidas con aceite.

6) Bulgur:

Consta de granos de trigo cocidos, que se dejan secar y se machacan. De este proceso resulta un tipo de grano irregular, que se pasa por un tamiz para poder agruparlo según su tamaño. Se utiliza de forma similar al arroz o el cuscús, como base para tabulés, pilafs y ensaladas. La versión fina es el ingrediente esencial para preparar la masa del kibbeh.

7) Melaza de granada:

La granada no puede faltar en las cocinas de Oriente Medio. La podemos encontrar en una gran variedad de formas, entre las cuales quiero destacar su melaza.
La melaza de granada se elabora a partir de una reducción de su zumo y azúcar. En la cocina libanesa se utiliza como aderezo para dos de sus platos más representativos: el tabulé y el fattoush, una ensalada de hortalizas y tiras de pan de pita fritas. También
podemos encontrarnos con su sabor agridulce en estofados y keftas de cordero.

8) Agua de azahar y agua de rosas:

El agua de azahar es una esencia extraída de la destilación de las flores de naranjos amargos. Mientras que el agua de rosas se consigue al destilar pétalos de rosa de Damasco.
Ambos ingredientes son usados para la creación de los dulces más típicos del Líbano asi como para una gran variedad de postres

9) Quesos

El queso al igual que en otras partes del mundo se usa para decorar y realzar algunos sabores, aunque este no se suele apreciar a simple vista se encuentra en una gran cantidad de platillos típicos de algunas regiones.