Tendencias

Chef revela la dieta de la Reina Isabel II para conseguir la longevidad

Conoce todo lo que la reina no consume y los platillos que prefiere para mantener tan envidiable estado de salud
viernes, 12 de junio de 2020 · 13:01

A sus 94 años de edad, la Reina Isabel II sigue siendo una de las mandatarias más reconocidas y admiradas en el mundo. Su excelente condición de salud y la figura que posee a su edad son cualidades que a muchos les hace preguntarse cuál es su secreto para verse así de bien.

Darren McGrady es el ex chef de la corona inglesa. Desde que se entrevistó para el banquete de bodas del príncipe Carlos y Lady Di, ha servido y vivido en el Palacio Real por más de 10 años. Cocinó para las cenas reales y para presidentes estadounidenses como Clinton, Reagan y Bush, pero más importante, fue quién llevó el menú personal de la reina durante años y quién hace poco compartió sus secretos para mantenerse en tan buen estado de salud...

La comida más importante del día

A pesar de estar repleta de innumerables obligaciones, la reina Isabel no se pierde un desayuno. Rebanadas de pan tostado sin corteza y mermelada, galletas, huevos o cereales pueden acompañar a su infalible té ‘Early Grey’ con leche, todo depende de con qué alimento prefiera acompañarlo.

Aperitivos

Para el almuerzo, la ostentadora del trono gusta de platos sencillos. Una comida a base de pescado con verduras es algo a lo que no se puede resistir, más si es acompañado de espinacas o calabacines, sus verduras favoritas. Aunque no es tan común, el pollo a la parrilla con ensalada es una comida que también llegó a preparar McGrady para la reina a esa hora del día.

Para la hora del té, acompaña su descanso de sándwiches de pepino, salmón ahumado, huevo y mayonesa o jamón con mostaza. Nunca faltarán sus galletitas de McVitte, que son hechas de miel y crema, jengibre, fruta y chocolate.

La cena y banquetes

Para estas grandes comidas, la mandataria es muy diferente de su esposo, Felipe de Edimburgo, quién prefiere optar por platillos nuevos y comida británica. Comúnmente ella es más disciplinada con sus comidas, pero en los banquetes de gala prefiere los filetes de faisán en salsa de champiñones, crema y whisky o un salmón preparado. Con estas recetas se asegura de poder ir a la cama con el mejor estado para conciliar el sueño y, por supuesto, no subir de peso.

Qué NO consume

Y hablando de mantener una figura envidiable, llega la pregunta que todos se hacen ¿a qué alimentos ha tenido que renunciar la reina Isabel para mantener esa silueta?

Según el chef de la corona británica, la reina no se caracteriza por ser quisquillosa con la comida pero si hay algo que jamás integra a su menú son las comidas ricas en almidón. El pan, arroz, la papa y la pasta son alimentos que definitivamente no están presentes en lo que come día a día.

El chef también confesó que debían cuidar el uso de ajo y cebolla pues no son muy bien aceptados por la mandataria.

Sus favoritos

Es bien sabido que la monarca es una amante de los postres dulces. Las frutas como los duraznos y fresas son algo que no se pierde, mientras que el chocolate, que es uno de sus predilectos, lo disfruta siempre y cuando sea amargo y sin azúcar. De hecho, según McGrady, la debilidad de la reina siempre fue un buen trozo de pastel de chocolate.

También explicó que los menús reales debían prepararse con tres días de antelación para que el servicio de la casa real pudiera conseguir los ingredientes frescos antes de que McGrady comenzara su preparación.

 

Otras Noticias