MasterChef México

MasterChef México: Concursante hace ruborizar al chef Adrián Herrera

La concursante aseguró que esperaba enamorar al chef Adrián Herrera con un platillo afrodisiaco, además de mandarle un beso
domingo, 20 de diciembre de 2020 · 14:31

En el más reciente capítulo de MasterChef México, una concursante sorprendió a todos haciendo ruborizar al chef Adrián Herrera, lo que desató las risas en el foro por parte de sus compañeros, los jueces y la conductora del reality de cocina más exitoso del país, pues a pesar del carácter serio y ácido del chef Herrera, logró dejarlo sin palabras.

Todo ocurrió durante el segundo reto de eliminación, en el cual los participantes debían lucirse con sus recetas más originales con pollo, una proteína muy común en la cocina, pero que debía ser preparada en un guisado pensado para las fechas navideñas, por lo que debía ser algo muy especial. En este caso, Lizzi optó por hacer un pollo agridulce con salsa de tamarindo, puré de almendras y gratinado de calabazas.

Al degustar el platillo, el chef Adrián Herrera le preguntó a Lizzi cómo se llamaba su guiso a lo que ella algo dudosa respondió que era "Plato del barbón" mientras sonreía, a lo que el juez le preguntó por qué se llamaba así y ella respondió asegurando, "me gustan los barbones", situación que enseguida elevó los colores del chef Herrera mientras su compañero Joserra agregó "con lentes claros".

Concursante logra ruborizar al chef Adrián Herrera

El juez Adrián Herrera se abanicó con la mano mientras afirmaba "¡qué bochorno!", algo que hizo sonreír a sus compañeros. A pesar de esto, Lizzi no recibió buenos comentarios de su platillo debido a que el chef le aseguró que estaba muy ácido; sin embargo, esto no desanimó a la originaria de Jalisco, quien en su tercer intento además afirmó que esperaba "enamorar al chef Herrera".

Al presentar su platillo, un guiso que Lizzi aseguró que era afrodisiaco pues le agregó mango mientras durante el tercer reto le fue asignado el reguetón. Su aguachile de mango no logró convencer del todo al juez norteño, aunque afirmó que era un gran plato al que sólo le quedaba a deber "una copa de vino blanco", al tiempo que la felicitó por transmitir su energía al prepararlo y quedó proyectado en el platillo.

La respuesta de Lizzi fue que le tocó reguetón y esto la animó a hacer su preparación, a lo que la conductora Anette Michel le preguntó que cómo era el paso y la jalisquilla comenzó a agitar la cadera, asegurando que si le llevaban un tubo se pondría a bailar con él, algo que movió a la risa de todos. Al despedirse, Lizzi gritó feliz al chef Herrera "¡se puso rojo!" y le mandó un beso.