Tendencias

¿Sabes cuántas toneladas de comida se tiran a la basura por minuto en México?

El desperdicio de comida en México tiene cifras alarmantes que bien podrían disminuirse con pequeños cambios
viernes, 16 de octubre de 2020 · 12:16

En el Día Mundial de la Alimentación que se celebra cada 16 de octubre, una fecha propuesta por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), esta fecha más allá de ser una celebración o un festejo en grande, es un día en el que se busca crear conciencia para aprovechar los alimentos al máximo, esto debido a que cada año los desperdicios de comida representan una de las más grandes pérdidas de la producción agrícola. 

La conmemoración de este año se lleva a cabo en situaciones muy complicadas a causa de la pandemia por el virus de Covid-19, sin embargo, se busca potenciar el sector de la alimentación y la agricultura de forma responsable ya que al aprovechar de mejor forma los alimentos que se producen, se podría disminuir la necesidad de producción que a su vez mejoraría los niveles de hambruna y desnutrición en el mundo.

Si bien los problemas con la alimentación y el desperdicio de comida en el mundo es un gran problema, las cifras en México no son menos alarmantes, pues de acuerdo con los datos arrojados por la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA), el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), así como del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en un país donde 23 personas mueren de hambre diariamente y 24.6 millones no pueden obtener los productos de la canasta básica, 53 toneladas de alimentos son tiradas a la basura cada minuto.

De acuerdo con los datos señalado en El Heraldo de México, hacer una reducción de desperdicios de comida a 77 mil toneladas por día, podría ayudar a que al año cada uno de los mexicanos recibiera un paquete con 259 kilos de alimentos variados. Tan solo el año pasado el desperdicio de alimentos en México llegó a los 28 millones de toneladas, un 20% más que en 2018 donde se registró una pérdida de 20 millones de toneladas de alimento. Y según los datos de la FAO y la CCA, los deshechos de comida en nuestro país equivalen al 22% del total de la comida que se desperdicia en todos los países de Latinoamérica en conjunto, quienes registran una pérdida de 127 millones de toneladas de comida al año.

El tema de los desechos alimentarios es un problema que desde el 2017 ha tenido cabida en el Congreso de la Unión, en donde se ha buscado crear una ley que permita controlar y prevenir dicha problemática, sin embargo, esta no ha tenido relevancia al no ser un tema prioritario en las agendas del Legislativo y Ejecutivo Federal. Dentro de los principales problemas con el desperdicio de alimentos, es que en México este se da en su fase de producción y almacenamiento, contrario a los países de primer mundo donde el problema se centra durante el consumo. El desperdicio de comida en el país representa el 2.15% de los mil 300 millones de toneladas que se pierden en el mundo.

Y es que no solo se trata de un problema para combatir la hambruna, sino que el desperdicio de alimentos es también un problema ambiental la cual se estima en 3 mil 300 millones de toneladas de dióxido de carbono, el doble de lo que representan las emisiones de todo el transporte terrestre de Estados Unidos. Además del costo que esto también representa, ya que si se juntaran los mil 400 millones de hectáreas para la generación de alimentos en el mundo, serían mayor a la superficie de Canadá e India juntos, lo que representa pérdidas de hasta 750 mil millones de dólares al año.

Según los datos dados a conocer por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), México tiene la segunda red de bancos más grande del mundo con 60 bancos en 29 entidades federativas, sin embargo, a estos solo llegan 120 mil toneladas de alimentos al año, lo que representa tan solo el 0.42% del total de comida que se desperdicia en el país al año. Uno de los bancos alimenticios más grandes de la CDMX se encuentra en la Central de Abastos, donde a diario se generan 550 toneladas de desperdicios, el 70% de ellos orgánicos. Del total de comida que se desperdicia en la Central de Abastos, el banco de comida logra rescatar entre 300 y 400 toneladas de alimentos anuales, mismos que son entregados en paquetes de alimentos balanceados. 

Ante estas cifras tan alarmantes, las recomendaciones por las instituciones no se han hecho esperar, entre las que se encuentran no comprar con hambre para evitar el menor desperdicio de alimentos, planificar la lista de compra y las comidas de la semana, así como consumir la mayor cantidad de comida que tengamos en el refrigerador antes de que estas se desperdicien.