Tendencias

¿Cómo distinguir un yogurt y queso de calidad? Esto es lo que dice la normatividad

Así es cómo puedes identificar un buen queso o yogurt antes de hacer tus compras
miércoles, 14 de octubre de 2020 · 12:04

Este martes se dio a conocer que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), así como la Secretaría de Economía (SE), prohibieron de forma inmediata la comercialización de 20 marcas de queso y 2 de yogurt, debido a que incumplieron con lo establecido en las Normas Oficiales Mexicanas, al asegurar que su venta se ha llevado en perjuicio y con información que pude engañar a los consumidores. 

De forma conjunta, la dependencia y el organismo señalaron que en el caso de los productos denominados como "queso", se localizó que hay productos con la leyenda "100% hecho de leche", pero en realidad están adicionados con grasa vegetal, además se dar un menor gramaje al reflejado en su etiqueta, así como de no informar el porcentaje de uso de caseínatos para la elaboración de sus productos. 

En el caso del yogurt, lograron detectar que aquellas denominaciones señaladas como "yogurt natural" incumplen en su adición de azúcares, así como en el contenido mínimo requerido de leche, e incluso se inició un proceso legal en contra de una de las marcas por el uso de publicidad engañosa. Además, la Profeco señaló que se impondrán las multas correspondientes y se aplicarán las medidas señaladas en la Ley de Infraestructura de Calidad. 

Al respecto, las marcas señaladas por la Profeco y SE, decidieron hablar al respecto de la suspensión y las infracciones en su contra, por lo que a través de diversos comunicados mostraron su descontento -con algunas excepciones-, argumentando que cuentan con las pruebas necesarias para aclarar su situación, al mismo tiempo que mantendrán un diálogo cordial y mantendrán informados a sus consumidores. 

¿Cómo distinguir un yogurt y queso de calidad? 

Si bien este debate sigue generando polémica entre consumidores, empresarios, Profeco y SE, es importante conocer qué es lo que dice la normatividad al respecto de la elaboración y la venta de estos productos, además de ser información de interés general para que la próxima vez que vayas a comprar queso o yogurt sepas exactamente qué es lo que estás comprando. 

Queso

En el caso de la venta y producción de queso la Norma Oficial Mexicana NOM-223-SCFI/SAGARPA-201, señala en su numeral 3.2 que el queso es aquel "producto blando, semiduro, duro y extraduro, madurado o no madurado, y que puede estar recubierto, en el que la proporción entre las proteínas de suero y la caseína no sea superior a la de la leche", obtenido mediante a diversas formas. 

En cuanto a su denominación comercial señala en su apartado 5.2 que "la denominación comercial de Queso está reservada a los productos elaborados con leche y productos obtenidos de la leche, que no contengan grasa o proteínas de otro origen", y en caso de usar leche que no sea de vaca, esta debe ser especificada. Además se hace referencia a los ingredientes permitidos en su elaboración, así como las materias primas base y los ingredientes que no deben ser usados en su preparación. 

Yogurt

En cuanto al yogurt la Norma Oficial Mexicana NOM-181-SCFI-2010 indica que en su denominación comercial en el apartado 5.1 que el " yogurt es el producto obtenido de la fermentación de leche, estandarizada o no, por medio de la acción de microorganismos Streptococcus thermophilus y Lactobacillus delbrueckii subespecie bulgaricus, y teniendo como resultado la reducción del pH", y en caso de tener algún cultivo lácteo adicional éste deberá ser especificado junto a la palabra "yogurt". 

Dentro del numeral 5.2.1.1 se señala que "el yogurt saborizado o con fruta podrá contener hasta 50% (m/m) de ingredientes no lácteos, a saber: edulcorantes, frutas y verduras, así como jugos, purés, pastas, preparados y conservadores derivados de los mismos, cereales, miel, chocolate, frutos secos, café, especias y otros alimentos aromatizantes naturales e inocuos y/o sabores."

Mientras que en el caso del yogurt natural deberá cumplir con las especificaciones que indican que "La relación de la caseína proteína láctea presente en el producto final debe ser al menos de 70% (m/m)", "La proporción de proteína láctea respecto a los sólidos lácteos no grasos totales contenidos en el yogurt, no debe disminuir respecto de la proporción de proteína láctea presente originalmente en la leche", todo esto adicionado al establecimiento legal y normativo emitido por la Secretaría de Salud. 

Qué es la caseína

Como bien lo referimos, dentro de las especificaciones hechas por la SE y la Profeco se señala que los productos suspendidos no informan el porcentaje de uso de caseínatos para la elaboración de sus productos, pero ¿sabes exactamente qué es la caseína?

Bueno, la caseína es una proteína de alto valor biológico que encontramos en la leche en forma de complejo soluble de calcio y fósforo, este supone el 80% de las proteínas de la leche de vaca que se necesitan para mejorar la absorción del calcio y el fosfato en el intestino, misma que aporta nutrientes de forma gradual y continua su proceso durante la noche. Esta proteína ayuda a mejorar la recuperación del tejido muscular, fortalece las defensas, es saciante y fortalece el esmalte dental. 

Si bien se trata de una proteína buena para el cuerpo sobre todo en etapas tempranas de crecimiento y en deportistas, también puede crear efectos adversos a la salud, por ejemplo, no debe ser ingerida por personas intolerantes a la lactosa o con alergias a la leche de vaca.