Temas saludables

Harvard termina con las dudas: ¿Beber agua antes de comer te ayuda a bajar de peso?

Consumir este líquido vital ayuda a mantener el cuerpo hidratado, la ciencia explica si su ingesta antes de comer realmente es efectiva para la pérdida de peso
miércoles, 21 de febrero de 2024 · 13:46

Beber agua habitualmente es esencial para que el cuerpo realice sus funciones adecuadamente y se mantenga hidratado durante el día. Este líquido vital proporciona diferentes beneficios como eliminar las toxinas del cuerpo, mejorar el proceso digestivo, evitar el estreñimiento, así como proporcionar minerales y vitaminas necesarias al organismo.

Cuando se trata de perder peso, una de las recomendaciones más destacadas es consumir agua con frecuencia como parte del programa. Sin embargo, también se ha popularizado entre mucha gente el beber un vaso de agua antes de cada comida, una estrategia que parece simple para crear un efecto saciante que ayudará a perder peso. Pero, qué dice la ciencia sobre esto.

En un artículo publicado por Harvard Health Publishing, expone las principales teorías sobre la práctica de beber agua antes de cada comida y lo que muestran las evidencias científicas. La primera de ellas refiera a beber agua antes de las comidas, para sentirse lleno y comer menos.

Foto: Pixabay/pasja1000

De acuerdo con la teoría, el estómago tiene nervios que detectan el estiramiento y envían señales al cerebro de que es hora de dejar de comer. La evidencia señaló algunos estudios pequeños y de corto plazo donde grupos de personas bebieron agua antes de cada comida, teniendo como resultado una tendencia a consumir menos alimentos. Sin embargo, en los estudios realizados no se evalúo el impacto de beber más agua en la pérdida de peso a largo plazo.

La segunda teoría señala la quema de calorías, sosteniendo que el agua que se bebe debe alcanzar la temperatura corporal, un proceso que requiere que el cuerpo gaste energía. De acuerdo con los estudios más actualizados, no se encontró evidencia de que beber agua quemara calorías.

Finalmente, la tercera teoría señala que no se tiene hambre, se tiene sed. De acuerdo con los expertos no hay estudios que respalden la idea de que se malinterpreten dichas sensaciones, o que esta sea la razón de que beber agua podría ayudar a la pérdida de peso.

De acuerdo con el artículo, se menciona que hay otras posturas que señalan que cambiar bebidas con alto contenido calórico por agua pueden beneficiar a la pérdida de peso a largo plazo.

En conclusión, de acuerdo con los expertos, consumir un poco de más de agua antes de las comidas tiene pocas desventajas, las evidencias sugieren que podría funcionar para algunas personas que buscan perder peso, pero aún faltan más estudios de fondo que sostengan dicha teoría.