Atún

Este es el ingrediente que contienen las latas de atún que podría perjudicar tu salud

Este alimento se libera al medio ambiente principalmente a través de la actividad industrial y puede acumularse en los océanos y en los peces que los habitan
sábado, 15 de julio de 2023 · 06:00

El atún es uno de los alimentos más comunes que podemos consumir prácticamente en cualquier momento. Sin embargo, dicen por ahí que si lo comemos todos los días, no es tan saludable, ya que contiene algunos metales pesados, que no son una buena idea que la sangre tenga porque podrían ser tóxicos. 

Entre todos los nutrientes que puede contener el atún enlatado, como los ácidos grasos, proteínas y algunas vitaminas del complejo B y D, que nos ayudan a tener una buena salud muscular, cardiovascular e incluso digestiva, ya que gracias también a sus. minerales, como el selenio, fósforo, hierro, magnesio y zinc

Sin embargo, más allá de todo, existe un ingrediente que puede resultar bastante tóxico y estamos hablando de un metal pesado y se libera al medio ambiente a través de la actividad industrial y puede acumularse en los océanos y en los peces que los habitan. Se encuentra en diferentes tipos de pescados y mariscos. 

¿Cuál es el metal pesado que no se puede consumir en las latas de atún?

Por esa razón es que hoy queremos decirte que ése metal pesado es el mercurio, que se considera un elemento natural, que se encuentra en la roca de la corteza terrestre, como por ejemplo en los depósitos de carbón. Existe en diversas formas, como el metilmercurio y otros compuestos orgánicos, mercurio elemental y compuestos de mercurio inorgánico

¿Qué pasa cuando consumes demasiado mercurio?

El mercurio se libera al medio ambiente principalmente a través de la actividad industrial y puede acumularse en los océanos y en los peces que los habitan. El atún es un pez grande y de larga vida, lo que significa que tiene más tiempo para acumular mercurio en su cuerpo a medida que crece.

El mercurio se libera al medio ambiente principalmente a través de la actividad industrial y puede acumularse en los océanos. Foto: Freepik

La exposición crónica al mercurio puede ser perjudicial para la salud, especialmente para grupos vulnerables como mujeres embarazadas, mujeres lactantes, niños pequeños y personas que consumen grandes cantidades de pescado contaminado con mercurio. El consumo excesivo puede afectar el sistema nervioso, especialmente en el desarrollo del cerebro en fetos y niños.