temas saludables

Latas de atún: 10 datos que debes saber antes de consumirlas todos los días

El atún enlatado es de los alimentos más populares debido a su practicidad, te contamos algunos datos interesantes y sus efectos si se consumen todos los días
miércoles, 28 de junio de 2023 · 05:00

El atún es un alimento con gran aporte nutricional, es el pescado de mayor consumo a nivel mundial, cuenta con muchos beneficios, aporta proteínas, minerales, vitaminas, es rico en ácidos grasos omega-3, los cuales ayudan a mantener óptima la salud del corazón y previenen enfermedades cardiovasculares.

El consumo de este pescado es un aliado para planes de alimentación equilibrada. Su consumo puede ser en presentación fresca o en lata, esta última ha tomado relevancia en los últimos años, debido a su practicidad en la que solo basta con abrir la lata y así degustar. En algunos casos se mezcla con otros ingredientes como verduras y mayonesa.

El atún en lata puede ser un buen aliado para aquellas personas que buscan ahorrarse tiempo en las preparaciones de cocina, para los que quieren economizar, para los que gustan de realizar viajes de exploración en la naturaleza, y también ha sido el alimento perfecto para los que comienzan a independizarse.  

Foto: Freepik/azerbaijan-stockers/Ilustrativa

Datos que debes saber sobre el atún en lata

A pesar de que el atún en lata puede ser muy práctico, el consumo diario de este alimento puede traer algunas consecuencias a la salud. Como sabemos todo en exceso en malo, es por ello que se debe regular su ingesta. Aquí te contamos diez datos sobre el consumo de atún enlatado.

  1. Mercurio. El atún en lata como hemos mencionado es bastante práctico y se puede adecuar a diferentes preparaciones fáciles, sin embargo, posee un alto contenido de mercurio, el cual es un metal pesado que se puede encontrar en el agua del mar y que se va acumulando en el tejido de los peces. Este metal puede ser tóxico para el organismo.
  2. Fatiga. De acuerdo con algunos estudios, el consumo excesivo de pescados grandes con alto contenido de mercurio puede provocar fatiga y problemas de concentración en algunas personas.
  3. Exceso de sodio. La mayoría de los productos enlatados contienen una gran cantidad de sodio para su óptima conservación. El consumo excesivo de sal está relacionado con problemas de hipertensión arterial.
  4. Alteraciones en el sistema digestivo. Debido a su alto grado de sodio, algunas personas pueden presentar problemas digestivos o retención de líquidos.
  5. Alergias. Se han dado a conocer algunos casos en las que personas desarrollan intolerancia a alimentos enlatados, el caso del atún en lata no es la excepción. Este efecto puede provocar urticaria.
  6. Debilidad muscular. Uno de los efectos secundarios que se pueden presentar al consumir en exceso este alimento es la debilidad muscular, debido a la presencia del metal pesado, el mercurio.
  7. Alteración en los riñones. Por su alto contenido de mercurio, la ingesta diaria de este alimento puede tener como consecuencia problemas renales. Este metal no solo afecta a estos órganos también puede provocar daño al hígado.
  8. Intoxicación por mercurio. El consumo desmedido de atún en lata puede provocar intoxicación por mercurio, algunos síntomas que se presentan son dolores de cabeza, hormigueo, mareos y comezón. Es por ello que la ingesta de este alimento durante el embarazo debe ser regulada, ya que la presencia de mercurio puede provocar retrasos en el desarrollo del feto.
  9. Problemas de fertilidad. De acuerdo con un estudio, la presencia de mercurio en el organismo puede presentar riesgo y causar problemas de fertilidad.
  10. Insomnio. Otra de las consecuencias de la presencia de mercurio en este alimento y la ingesta diaria de en este tipo de pescados puede traer consecuencias y alteraciones del sueño, provocando insomnio.

Si bien, una de las ventajas que se tiene al consumir atún en lata es que nos ahorra tiempo, este alimento se puede incluir en recetas fáciles, suele ser más económico, con estos datos no te estamos sugiriendo que no se consuma, únicamente que se regule su ingesta.

De acuerdo con las opiniones médicas, el consumo máximo es de dos latas de atún a la semana. Antes de adquirir este alimento enlatado revisa la tabla nutrimental y asegúrate de comprar aquellas marcas que contengan un nivel bajo en sodio y grasas.