Saludable

¿Cómo afecta el consumo excesivo de sal a la presión arterial? Esto dicen los expertos

La OMS recomienda no consumir más de 5 gramos de sal al día, pero en México se llega a consumir hasta 11 gramos diarios
lunes, 16 de mayo de 2022 · 13:53

La sal parece ser uno de los condimentos que ha formado parte de nuestra historia desde hace millones de años, pero no es así, pues los expertos señalan que la costumbre de agregar sal a la comida comenzó apenas hace 5 mil a 10 mil años, con el inicio de la agricultura. Sin embargo, la cantidad ha ido en aumento y si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda limitarla a 5 gramos diarios, en México se alcanza un consumo de hasta 11 gramos al día.

El consumo excesivo de sal en la dieta diaria aumenta el riesgo de desarrollar hipertensión arterial o presión arterial alta por razones poco claras según los expertos, pero también puede generar problemas en el corazón como insuficiencia cardiaca e infartos, accidente cerebrovascular (hemorragia), daño en los riñones que aumenta el riesgo de sufrir insuficiencia renal e incluso la probabilidad de presentar cáncer gástrico o colorrectal, entre otros.

Pero ¿cómo afecta el consumo excesivo de sal a la presión arterial y cómo es posible que no nos demos cuenta de que la estamos tomamos en grandes cantidades? La sal de mesa es un compuesto de cloruro sódico que ayuda a mejorar los sabores, pero el mineral que resulta más dañino para nuestra salud es el sodio, el cual también se usa como un conservador y como potenciador de sabor en la industria alimentaria.

¿Cómo afecta el consumo excesivo de sal a la presión arterial?

Aunque los expertos no logran determinar con precisión lo que ocurre con un gran consumo de sal y el aumento de la presión arterial, existen diversas hipótesis, y se ha confirmado en varios estudios que sí existe una relación directa.

La Asociación Americana del Corazón señala que el consumo excesivo de sal en la dieta provoca la retención de líquidos por acción del sodio, lo cual genera una mayor carga de trabajo para el corazón y los vasos sanguíneos.

Esto pasa porque la presión arterial se refiere a la fuerza con la que la sangre empuja a las paredes arteriales y esto ocurre por efecto del bombeo del corazón. El sodio provoca que haya una acumulación de líquidos y esto genera un aumento en el volumen de la sangre, lo que a su vez provoca que el corazón trabaje más fuerte para mover la sangre alrededor del cuerpo.

Con el tiempo, este trabajo constante provoca el endurecimiento de los vasos sanguíneos, generando un daño en la presión arterial.

Asimismo, los expertos han determinado que consumir demasiada sal aumenta los marcadores de disfunción endotelial, es decir, una capa que separa los tejidos de la sangre y que se encarga de regular el flujo sanguíneo. Para determinar esto, en las investigaciones se miden los niveles de ácido úrico y excreción de albúmina urinaria, cuando hay una excesiva ingesta de sodio se asocia a una mayor incidencia de hipertensión.

Para averiguar si sufres de este problema, la única forma es realizarte un chequeo médico, pues sólo un diagnóstico puede ayudar a saber si padeces de presión arterial alta, la cual no presenta síntomas en sus primeras etapas.

Más de

Otras Noticias