Saludable

Esta es la razón por la que la cebolla nos hace llorar siempre que la cortamos

Además de hacernos llorar, la cebolla es un fruto con muchísimos beneficios para la salud
miércoles, 16 de junio de 2021 · 08:49

La cebolla es uno de los condimentos más usados y casi casi obligatorios en la cocina. Con ella podemos sazonar y degustar muchos guisos. Su ausencia supondría un sabor más desabrido y sin chiste. En realidad es muy importante para nuestros paladares, porque podríamos decir que es la mitad del sabor que percibimos. Además es un vegetal muy sencillo de cultivar y es capaz de crecer hasta en maceta si la sabes cuidar.

Es de un aroma fuerte al igual que su sabor. Cuando se consume, muchas personas que lo hacen deben lavarse los dientes para evitar el mal aliento, pues de omitir esta acción, podrían terminar con un aliento a cebolla y la verdad eso no lo quiere nadie, porque es muy desagradable. Sin embargo, no es nada que no se pueda arreglar con un poco de menta en pastillas o aseándose la boca, porque omitir la cebolla de los guisos es casi como no haberlos ingerido.

Además de este último mal rato que te acabamos de contar, este bulbo también es recordado porque cuando nos metemos a la cocina a picarla, nos hace llorar y no precisamente porque nos recuerde lo miserable que pinta la vida, sino porque contiene algunas cualidades y componentes químicos que se desprenden al entrar en contacto con nuestros ojos.  Al cortarla, se liberan encimas y aminoácidos sulfóxidos, compuestos azufrados (compuestos con azufre) de este vegetal.

Ventajas del azufre en nuestro cuerpo

Conforme vamos cortando la cebolla, el gas producido por las enzimas y aminoácidos se evapora y llega hasta nuestros ojos. Después, al combinarse con el agua de las lágrimas, forma ácido sulfúrico, un poderoso irritante para los ojos, así que el cerebro reacciona ordenando la producción de más lágrimas para de esta manera intentar diluir el ácido y proteger los ojos de esto y por eso empezamos a llorar como Magdalenas

La cebolla es uno de los alimentos que más odiamos cortar. Foto: Especial

Además de hacernos llorar, la cebolla es un fruto con muchísimos beneficios para la salud cuando se consume cruda, debido a que tiene una amplia variedad de compuestos organosulfurados que se destruyen parcialmente con el calor. Así que cuando la consumimos cruda, todavía consumimos azufre, que no sólo sirve para hacernos llorar o quejar del olor, es un elemento esencial para la vida, ya que favorece la síntesis de queratina y colágeno. Además, ayuda al hígado en su proceso de depuración de toxinas.

 Una alternativa para consumirla completa y conservar sus beneficios es sin duda hornearla con todo y cáscara, tal y como se hace con las papas. Así, conservarán algunos nutrientes, después de haber sido sometidas al calor. Es un método que mantiene todo lo bueno adentro y el resultado es más suave y aromático que la cebolla cruda. Podríamos decir que es el término medio entre la crudeza y la cocción completa. 

Otras Noticias