Alimentación saludable

¿Dulce o salado? Las razones que explican el porqué prefieres uno u otro

Aunque hay 5 sabores conocidos, es común que la sociedad se divida en solo dos bandos
viernes, 11 de junio de 2021 · 21:35

El sentido del gusto, al igual que el resto, es una de las partes imprescindibles de nuestro organismo, ya que es a través de esta que logramos identificar la gran variedad de sabores que la naturaleza tiene para otorgarnos. Dulce, amargo, salado, ácido y umami son los 5 sabores que el paladar es capaz de identificar, pero por lo general la sociedad se divide entre aquellos que prefieren los alimentos dulces o salados.

¿#TeamDulce o #TeamSalado? Seguramente ya te identificaste con alguno de estos dos bandos, pero raramente nos ponemos a pensar si esta elección de sabores corresponde a un gusto personal o puede que haya algo mucho más de fondo que pueda explicar la razón de nuestras preferencias gustativas. Todo parece indicar que pueden existir diversas razones por las que nos inclinamos más a un sabor que a otro, algunas de las cuales tienen que ver con la genética y los recuerdos de la infancia.

En el estudio 'Genetics of Eating Behavior: Established and Emerging Concepts', se destaca el papel que logra jugar la genética en la elección de cualquiera de los cinco sabores de los que se tiene registro que el ser humano es capaz de percibir, destacando que esta tiene un papel muy importante en la elección del sabor que más no agrada, por lo que incluso podría ser un factor hereditario. Basta con hacer un pequeño experimento en casa para identificar quién o quiénes se sienten identificados con lo sabores dulces o salados para saber si hay alguna relación.

Otra de las consideraciones que entran muy en jugo es la flora intestinal y los sabores a los que se haya acostumbrado a lo largo de la vida, por lo que un pequeño que lleva una dieta más acostumbrada a los sabores dulces es probable que desarrolle un gusto por este tipo de alimentos durante su vida adulta, y de la misma forma si se le acostumbró a consumir productos más cargados de sabores salados.

Incluso esta última posibilidad se puede ver reflejada al hacer un cambio en la dieta que se lleva, razón por la que muchas personas después de cambiar su régimen alimenticio por aquellos más crudos, verdes o llenos de vegetales aseguran que "su cuerpo ahora les pide comida saludable". Otro tema que puede entran en juego en la elección de sabores son las hormonas, pero en realidad aquí entran en juego otras posibilidades como la psicología o los hábitos alimenticios, más que a una petición propia del cuerpo.

La producción de serotonina (la hormona de la felicidad) que se produce cuando se ingiere determinado alimento, es una de las responsables de los antojos que llegan durante el día, ya que esta se libera al consumir ese producto haciendo que tengamos una sensación de placer. Por otros lado, el número de papilas gustativas, es un factor que también se debe tomar en cuenta, ya que hay personas con un mayor número de ellas en cierto sector gustativo, lo que hace que se prefieran ciertos sabores sobre otros.

Hay que dejar en claro que sea cual sea la elección que hagas sobre si prefieres los alimentos dulces o salados, todo se trata de un balance en la alimentación, ya que al elegir un solo "bando" y llevar una dieta muy apegada a esos sabores con consumos excesivos, pueden ser la causa del desarrollo de diversas enfermedades. Así que la próxima vez intenta tener un balance en tus comidas y sigue disfrutando de esa barra de chocolate o bolsa de papitas, siempre y cuando lo hagas con moderación.

Otras Noticias